Polonia exige el pago de reparaciones de guerra a Alemania

Varsovia reclama una indemnización de más de un billón de dólares por los costes humanos y materiales de la invasión nazi


berlín / corresponsal

Polonia se ha querido subir al carro de los países que exigen a la vecina Alemania el pago de reparaciones por la invasión nazi y soviética que sufrieron durante la Segunda Guerra Mundial. En el marco de las tensiones por la negativa de Varsovia a repartir equitativamente a los refugiados en el continente y de la deriva autocrática del Ejecutivo polaco, que las autoridades comunitarias ven con preocupación, el ministro de Exteriores de ese país, Witold Waszczykowski, reavivó esta semana un debate que amenaza con provocar una crisis diplomática.

Polonia «debería mantener conversaciones serias» con Alemania para «encontrar juntos una manera de lidiar con el hecho de que las relaciones germano-polacas siguen arrastrando los efectos de la agresión alemana de 1939 y los asuntos no resueltos de la posguerra», declaró el lunes a la emisora RMF Waszczykowski. Su gobierno reclama ahora más de un billón de dólares, que completarían los 20.000 millones con los que Berlín indemnizó a Varsovia en 1956.

El mismo día, y durante un acto para conmemorar los 78 años del bombardeo nazi sobre la localidad polaca de Sulejów, el ministro de Defensa, Antoni Macierewicz, acusó a los líderes de Alemania y Francia de querer eludir su responsabilidad y «borrar de la memoria histórica europea el drama de Polonia durante la II Guerra Mundial». No solo gran parte de las ciudades y pueblos quedaron completamente destruidos, sino que además seis millones de polacos perdieron la vida a manos de la Wehrmacht, subrayó Macierewicz.

La primera ministra, Beata Szydlo, del conservador Partido Ley y Justicia (PiS), afirmó que su país tiene «derecho» a recibir reparaciones de guerra, pese a que aún no se ha tomado la «decisión política» de solicitarlas. Lo que no se ha hecho esperar es la reacción del Gobierno alemán. «No hay motivos para dudar de la validez jurídica de la renuncia en 1953», alegó ayer el portavoz de Angela Merkel, Steffen Seibert. Sin embargo, el Ejecutivo polaco asegura que, si rechazó el pago, fue solo porque todavía era miembro de la URSS y actuó bajo presión.

«Desde entonces, para nosotros, esa cuestión quedó definitivamente zanjada desde un punto de vista legal y político», insistió Seibert, que hizo lo mismo hace unos años cuando Grecia reclamó a Berlín 278.700 millones de euros por la destrucción que dejó el conflicto bélico, así como por los préstamos que las arcas helenas se vieron obligadas a conceder al Tercer Reich entre 1941 y 1944. Una petición a la que la locomotora europea, que ya entregó a Atenas 115 millones de los antiguos marcos germanos en 1960, nunca ha llegado a responder.

Hubo críticas al Ejecutivo heleno por recuperar el tema como medida de presión, precisamente cuando empezaban las negociaciones para tratar la condonación de su deuda por la crisis financiera. No obstante, muchos han denunciado la falta de solidaridad por parte de Alemania, a la que un total de 25 países acreedores le perdonaron buena parte de las reparaciones de guerra en virtud del Tratado de Londres de 1953, solo para que su maltrecha economía pudiera recuperarse como lo ha hecho.

Comentarios

Polonia exige el pago de reparaciones de guerra a Alemania