Rajoy advierte a los secesionistas que hará lo que haga falta para evitar el 1-O

«Están cometiendo un error y nos van a obligar a lo que no queremos llegar», dice


El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha instado este viernes a los independentistas catalanes a que no subestimen la fuerza de la democracia española y les ha advertido: «Nos van a obligar a lo que no queremos llegar». En su intervención ante la Junta Directiva del PP catalán, Rajoy ha asegurado que el Estado va a seguir actuando ante cada paso de los soberanistas y que con «serenidad» pero también con «firmeza» puede garantizar que no habrá referéndum el 1 de octubre.

A los independentistas ha dirigido este mensaje: «Cuanto más tarde rectifiquen, más daño harán al conjunto de catalanes y españoles. No subestimen la fuerza de la democracia española. La democracia es muy fuerte. España es una gran nación. La ley no se puede liquidar así como así». Y ha proseguido: «Están cometiendo ustedes un error y nos van a obligar a lo que no queremos llegar».

Como prueba de la actuación del Estado de derecho, ha recordado que el Tribunal Constitucional ha anulado la convocatoria del referéndum y también la ley con la que se pretendía avalarlo así como la de transitoriedad. Y ha citado igualmente las medidas adoptadas este viernes por el Consejo de Ministros ante la negativa de la Generalitat a enviar semanalmente, tal y como se le ha requerido, un informe detallado de sus gastos para evitar que se destine dinero público a la organización del referéndum.

Así, Rajoy ha subrayado -como ha explicado tras la reunión del Consejo el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro- que si en 48 horas no se cumpla la ley, a partir de ahora sus pagos los hará el Gobierno de España«El Estado seguirá actuando en defensa de los ciudadanos, de la ley, de las normas y de los servicios públicos porque es nuestra obligación», ha recalcado.

En ese contexto ha enmarcado igualmente que la Guardia Civil haya requisado este viernes más de 100.000 carteles de la Generalitat con propaganda del 1 de octubre, un anuncio que ha sido acogido con un prolongado aplauso de los dirigentes del PP catalán.

También han estado presentes en el acto, entre otros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat; el líder del PP catalán, Xavier García Albiol; y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

«¿Qué harán? ¿Una escabechina?», se pregunta Mas

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Artur Mas ha dado a entender este viernes que la policía catalana no se empleará a fondo para impedir un referéndum el 1 de octubre y ha retado al Gobierno de Mariano Rajoy a decir cómo piensa impedir que el 1 de octubre se celebre un referéndum: «¿Qué harán? ¿Una escabechina?».

En declaraciones a Ràdio Ciutat de Badalona, Mas ha animado a los representantes políticos y a la ciudadanía a «plantar cara» ante las actuaciones del Estado para impedir el 1-O: «Ahora no es la hora de los pasos atrás ni al lado, ahora solo podemos dar pasos adelante».

Mas, que no se «imagina» a los Mossos d'Esquadra «retirando urnas», ha apostado por trazar una «estrategia conjunta para vencer a la estrategia del miedo que practica el Gobierno del Estado español» y ha pedido a quienes tengan miedo que «lo superen».

Dirigiéndose al Gobierno central, ha advertido de las consecuencias que tendría utilizar la fuerza para impedir el referéndum: «Yo iría con mucho cuidado. El 1-O habrá mucha gente en la calle. ¿Qué harán? ¿Una escabechina? ¿Comenzar a repartir?».

Mas ha explicado que si el 1-O «gana el sí» a la independencia, se sentirá «inmensamente feliz y recompensado» por las decisiones que ha tomado en los últimos años.

El Gobierno deja sin liquidez a la Generalitat

Gonzalo Bareño

Asume el pago de las nóminas públicas y de los servicios esenciales en Cataluña y da un plazo de 48 horas a Puigdemont para que congele los gastos en todas las demás partidas de sus Presupuestos

Después de la vía jurídica y de la policial, llega la económica. El Gobierno no está dispuesto a dejar ningún cabo suelto en su objetivo de impedir que los independentistas consumen su intento de celebrar un referendo ilegal. Y, por ello, toma medidas para dejar sin liquidez a la Generalitat. La decisión del vicepresidente catalán y consejero de Economía, Oriol Junqueras, de dejar de enviar al Gobierno los informes semanales sobre sus gastos, fue respondida de manera fulminante por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien anunció que a partir de ahora el Ejecutivo se hará cargo de todos los pagos de la Generalitat en lo que afecta a servicios esenciales (sanidad, educación, servicios sociales, ayudas a las familias y nóminas de los empleados públicos), lo que supone que el Estado dejará de transferir unos 1.400 millones de euros mensuales con cargo a la financiación autonómica. Pero, además, paralizará todos los demás pagos que la Generalitat pueda realizar con los 250 millones mensuales que recauda por los impuestos propios o cedidos. Para ello, Montoro dio un plazo de 48 horas al Gobierno catalán para que apruebe un acuerdo de no disponibilidad en «todas las partidas no vinculadas a servicios públicos».

Seguir leyendo

 

El Círculo de Empresarios pide firmeza ante el desafío de los independentistas

 R. C.

El Círculo de Empresarios alertó ayer del peligro de una hipotética independencia de Cataluña y reclamó «firmeza» al Gobierno de Mariano Rajoy. «Cualquier intento de imponer un proyecto político al margen de la ley -sostuvo la organización empresarial en una declaración institucional- debe tener la respuesta de los poderes públicos, ya que tienen la obligación de defender, con prudencia pero con firmeza, la democracia y el Estado de derecho».

El presidente de la institución, Javier Vega de Seoane, calificó el proceso de «disparate» y «fraude impresentable» y acusó a los secesionistas de estar intentando «provocar y generar una dinámica todavía más irracional». Aunque aseguró no conocer «a ningún gran empresario» que esté a favor de la independencia y que incluso los que en algún momento la respaldaban «por cuestiones sentimentales», tras los últimos desbarres legislativos y la convocatoria de un referendo ilegal, «ahora se están horrorizando». El dirigente empresarial también recordó que una hipotética independencia provocaría que Cataluña perdiera «entre el 20 % y el 30 % de su PIB». En cualquier caso, y como la independencia es «muy improbable», reconoció que «la gente no se preocupa».

El presidente del Círculo de Empresarios también reclamó explicaciones al presidente de la CEOE, Juan Rosell, por haber reclamado la víspera que el Gobierno central y la Generalitat encontrasen un «término medio entre la independencia y la sumisión total». Unas palabras que, según Vega de Seoane, le habían dejado «confundido».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Rajoy advierte a los secesionistas que hará lo que haga falta para evitar el 1-O