Rivera denuncia que el PSC ha tomado el timón de Ferraz en la cuestión territorial

Ciudadanos muestra su apoyo a las últimas intervenciones en Cataluña: «Cuando unos señores deciden tirarse por el precipicio, hay que intervenir»


La Voz / Madrid

Mientras los diputados de ERC, el PDECat y En Comú Podem abandonaban el Congreso para mostrar su rechazo a las últimas actuaciones policiales en Cataluña, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, quiso mostrar públicamente todo su apoyo «a las fuerzas y cuerpos de seguridad y a los que defienden las leyes» frente a «los que pretenden dar un golpe a la democracia».

Albert Rivera mostró su sorpresa por el enfado de aquellos que «se vanaglorian de que no van a cumplir las leyes». El líder de la formación naranja admitió que le hubiese gustado no haber alcanzado este punto de tensión, pero recalcó que «cuando unos señores deciden tirarse por el precipicio y tirarnos a todos los catalanes y españoles, hay que intervenir».

Rivera realizó un nuevo llamamiento a Carles Puigdemont en que desista y desconvoque el referendo ilegal del 1 de octubre, ya que considera que el mismo presidente catalán es el que tiene la llave para detener que se produzcan nuevas detenciones.

 Tensiones con el PSOE

Respecto a la relación de Ciudadanos con el PSOE durante las últimas horas, en las que se ha tensionado de manera evidente tras la falta de apoyo de los primeros a la comisión sobre el modelo territorial propuesta por los segundos, y posteriormente el desmarque de los socialistas para no votar en el pleno de ayer a favor de las actuaciones del Gobierno frente al desafío secesionista, Rivera considera que el PSC está tomando las riendas en Ferraz, por lo que prefiere alejarse de Pedro Sánchez. Especialmente en la cuestión territorial.

 «Ciudadanos ayer aceptó seis enmiendas de las siete que presentó el PSOE. Un punto lo vemos distinto. El PSOE quiere dialogar y pactar con Puigdemont, pero nosotros no. Me parece una irresponsabilidad. Los problemas internos del PSOE no pueden condicionar la política española», lamentó Rivera, que insistió en que lo primero «es parar el golpe a la democracia». «Yo no puedo dialogar con un señor que dice que la Constitución es papel mojado y que a él no le inhabilite nadie».

Impuesto de sucesiones en Andalucía y en Galicia

Albert Rivera también reservó unos minutos de su intervención para mostrar su satisfacción por la supresión del impuesto de sucesiones en Andalucía, que tildó de «acuerdo histórico», y mostró su esperanza de que «en Galicia el señor Feijoo lo quite, que lo tiene puesto, y muy alto», ya que considera «un sinsentido que la gente tenga que decidir donde morir en función de este impuesto, que castigaba sobre todo a la clase media».  

El impuesto de sucesiones de Galicia tiene un exento de 400.000 euros que entró en vigor el 1 de enero de 2016 y está entre los menos lesivos de toda España. Más del 90 % de las herencias no tributan en la comunidad autónoma. 

Comentarios

Rivera denuncia que el PSC ha tomado el timón de Ferraz en la cuestión territorial