Las cotizadas asturianas se desangran en la Bolsa

Duro Felguera pierde casi la mitad de su valor desde el inicio del año mientras que GAM y Liberbank también se desploman. Arcelor calca los resultados de enero y solo el Sabadell sube con fuerza

La Bolsa de Madrid
La Bolsa de Madrid Efe

Redacción

Las cotizadas asturianas se desangran en la Bolsa. La hemorragia es constante y la pérdida de capitalización bursátil continuada desde comienzos de año, aunque sesiones como la de ayer agravan el estado del enfermo. Duro Felguera se dejó en la última jornada más del 11% de su valor y GAM el 9%. El comportamiento de Liberbank no ha sido tan malo pero también arrastra pérdidas de dos dígitos desde el mes de enero. Las únicas que aguantan son ArcelorMittal, que cotiza al mismo nivel que hace nueve meses, y el Banco Sabadell -propietario del Herrero- que sube un 27% pese a los malos números de los últimos meses.

El caso más preocupante es el de Duro Felguera, empresa inmersa en una profunda crisis de liquidez a la que ahora se suma una querella de la Fiscalía Anticorrupción por un supuesto caso de soborno en Venezuela. El Ministerio Fiscal ha denunciado la actuación del presidente de la multinacional, Ángel Antonio del Valle, y de su predecesor Juan Carlos Torres Inclán. Esta decisión no ha gustado a los inversores. En solo una jornada, la empresa ha perdido el 11,48% de su valor en la Bolsa y su capitalización ha bajado hasta los 86,4 millones. El dato es llamativo pero responde a una tendencia que se repite desde comienzos de año. En nueve meses, Duro Felguera ha perdido el 45% de su valor, al pasar de los 1,19 euros que valía la acción el 2 de enero a los 0,54 euros en los que cerró la sesión de ayer.

Las últimas jornadas también han sido nefastas para GAM, que se desploma sin que parezca que la caída tenga freno. Ayer cerró a 1,32 euros por acción, lo que ha supuesto una bajada del 8,97%. Debido al poco valor que tenían las participaciones, la empresa que dirige Pedro Luis Fernández Fernández, presidente de la patronal asturiana, decidió poner en marcha un contrasplit, un proceso que consiste en multiplicar el valor nominal de la acción mediante una agrupación de las mismas. La proporción utilizada fue la de un título nuevo por cada diez antiguos, por lo que el valor nominal de las acciones de la empresa pasó de 0,1 céntimos a 1 euro. Desde que se pusiera en marcha esa medida, en el mes de junio, la cotización no ha parado de caer. Ayer cerró a 1,32 euros por acción frente a los 1,95 euros que valía por aquel entonces. Es decir, se ha desplomado el 33%. Lo peor es que no encuentra un soporte y en las últimas sesiones su caída se ha acelerado.

Tampoco le va mucho mejor a Liberbank. La venta del Popular al Santander por un euro disparó todas las alarmas y los inversores bajistas pusieron sus ojos en el banco asturiano. El valor de la participación se derrumbó en unas pocas jornadas y eso obligó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a prohibir la especulación de los bajistas. La medida sentó bien y Liberbank se recuperó, aunque desde principios de este mes ha vuelto a caer con fuerza. Desde principios de año, el descenso ha sido del 20%, al pasar de 1 euro a 80 céntimos.

Sabadell y Arcelor 

En líneas generales está siendo un mal año para las cotizadas asturianas, aunque hay excepciones. El caso más positivo es el del Banco Sabadell, propietario del Herrero, que desde el mes de enero se ha disparado un 27%, hasta cerrar ayer a 1,70 euros por participación. La buena evolución de su cotización se ha resentido en los últimos meses, arrastrado por el momento de inestabilidad que afecta a todos los bancos españoles en la Bolsa. La acción del Sabadell llegó a valer 1,94 euros en el mes de julio, y desde ese máximo anual ha ido cayendo poco a poco hasta su estado actual. Con todo, el conjunto del año sigue siendo bueno.

También está siendo un buen año para ArcelorMittal. La multinacional cotiza al mismo nivel que a principios de enero, 21,22 euros por acción. A pesar de que se ha estancado en los últimos meses, su subida respecto a 2016 ha sido espectacular. Hace exactamente un año, cada participación valía 16,22 euros, y a lo largo de 2016 llegó incluso a bajar de 14 euros. La recuperación de su cotización ha sido sólida. 

Comentarios

Las cotizadas asturianas se desangran en la Bolsa