Estos son los ayuntamientos más morosos de Asturias

La disparidad en el abono a proveedores para pagar obras y servicios es extremadamente dispar: hasta más de 15 meses de diferencia

Ayuntamiento de Ponga
Ayuntamiento de Ponga

Redacción

La Administración asturiana ha conseguido cerrar la mitad del 2017 pagando sus facturas antes de que comience el plazo legal de 30 días para abonarlas. El Ministerio de Hacienda señala al Principado como la sexta comunidad donde menos se emplea en pagar obras y servicios. El Principado tarda 35 días, es decir, cinco días más que el plazo legal. Otra cosa distinta son los ayuntamientos. En Asturias la brecha de la morosidad es muy notable. Así, mientras Ponga tarda 444 días en pagar, Candamo solo necesita nueve días en abonar las facturas una vez reconocidas.

El listado de la morosidad en Asturias ha mejorado en los últimos años a tenor de los datos que ha hecho públicos el Ministerio de Hacienda. Hay que recordar que en el epicentro de la gran recesión, los impagos provocaron el cierre de empresas, que no podían soportar las demoras. Los tres principales consistorios de la región consiguen bajar de las dos semanas de retraso en los pagos. Avilés es quien más acelera las facturas, con solo dos días extra del margen legal (30 días). En Gijón tardan 11 días y en Oviedo solo tres. Pese a todo, la deuda de Oviedo asciende a 9,6 millones, superior a la de Gijón (5,6 millones), Avilés, (3,4 millones), Siero (1,9 millones), Cangas del Narcea (1,8 millones) y Langreo (1 millón).

Morosidad

Pero el panorama que dibujan los datos en los pequeños consistorios es muy diferente. A la cabeza de la morosidad se encuentra Ponga, con 444 días, casi 15 meses en pagar sus deudas. A continuación se sitúan Aller (332 días), Salas (205), Cudilero (136) y Somiedo (114). En la cara opuesta destacan Candamo, que solo tarda nueve días desde que la factura es reconocida, es decir, 21 días antes del plazo legal. Peñamellera Baja (19 días antes del plazo legal), Caravia (15 días antes), Grandas (11 días antes) y Belmonte (10 días antes) son los concejos más proactivos.

El País Vasco, que paga nueve días antes del inicio de plazo (es decir, 21 días después de ser aprobadas las facturas); Andalucía, que las abona con un adelanto de 4,6 días, y Navarra, que lo hace también 2,6 días antes, son las comunidades que afrontan sus deudas comerciales con más celeridad. En la actualización del pago a proveedores publicado este lunes por Hacienda, Cantabria aparece como la autonomía que peor paga, al tardar prácticamente un mes más el anterior de tramitación de las facturas. Eso sí, ninguna autonomía incumple el margen legal fijado por el Gobierno central con la ley de control del gasto público vigente desde el 2013.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Estos son los ayuntamientos más morosos de Asturias