«Queremos movilizar 500.000 millones en inversiones, es una oportunidad para las empresas asturianas»

Juergen Foecking explica en qué consiste el Plan de Inversiones para Europa, una medida que aspira a crear 700.000 empleos en todo el continente

Juergen Foecking, director adjunto de la Representación de la CE en España
Juergen Foecking, director adjunto de la Representación de la CE en España

Redacción

Juergen Foecking, director adjunto de la Representación de la Comisión Europea en España, asegura que los mercados disponen de liquidez pero los inversores todavía no se atreven a invertir en proyectos «un poco más arriesgados». Por ello, Europa tiene en marcha un plan con el que pretende financiar a las empresas europeas para que sus ideas no se queden sin desarrollar por falta de dinero. El Plan de Inversiones busca movilizar 500.000 millones hasta 2020 y aspira a crear 700.000 empleos. Hasta el momento, en España se han aprobado 40 grandes proyectos, ninguno en Asturias, pero las pymes de la comunidad autónoma también pueden conseguir financiación con este mecanismo. Foecking ha estado en Oviedo para vender las bondades de una medida que pretende estimular el crecimiento económico de la región.

-¿Cómo puede beneficiarse Asturias del Plan de Inversiones para Europa?

-Este Plan de Inversiones existe desde 2015. Lo que queremos hacer es estimular las inversiones privadas. Hay mucha liquidez en los mercados pero esa liquidez no llega a la economía real porque los inversores todavía no se atreven a invertir en proyectos un poco más arriesgados. Teníamos mucha incertidumbre en los mercados con casos como Grecia, Ucrania, la emigración… ahora está el Brexit, que añade incertidumbre. Los inversores todavía no invierten en proyectos de riesgo y con este plan ponemos una garantía, dentro de los presupuestos de la Unión europea y junto con Banco Europeo de inversiones -aporta 5.000 millones-, y así hemos creado un colchón de 21.000 millones para absorber las primeras pérdidas de una cartera de proyectos. Cuando tienes una cartera de proyectos, no todos van a ir bien, pero la suma de todos da beneficios. Con esos 21.000 millones queremos estimular inversiones privadas de más riesgo para que los inversores financien otros menos arriesgados.

-¿Cuánto dinero esperan invertir?

-Queremos movilizar hasta 300.000 millones hasta finales de este año y 500.000 millones hasta 2020. Esa es la idea a corto plazo. A largo plazo queremos mejorar el entorno empresarial, eliminar obstáculos a las inversiones. Estamos hablando del mercado único desde hace tiempo pero hay mucho trabajo por hacer, tenemos que crear un mercado único de verdad en el mundo digital, en energías, en los mercados de capitales… Esa es la tarea de Bruselas, lanzar proyectos legislativos para avanzar en esos marcos. En esa pata regulatoria a largo plazo es importante avanzar. El plan de inversiones es una noticia muy positiva. Por eso vamos a las regiones a difundir el plan, invitamos a los empresarios para que participen.

-¿Alguno de esos proyectos tiene sello asturiano?

-El plan no trabaja con cuotas nacionales ni regionales. Lo importante es el proyecto. Si tiene sentido, el Banco Central Europeo es quien decide, mientras que en los proyectos más pequeños trabajamos con intermediarios bancarios. En España tenemos más de 40 proyectos largos, pero ninguno está en Asturias. Además, hay 13 convenios con intermediarios para financiar pymes en toda España. En Asturias hay muchas pymes, ellas pueden beneficiarse de esa plan de inversiones, por eso queremos animar a los empresarios para que presenten ideas y proyectos.

-El presidente de la patronal asturiana dijo que en una ocasión que en el mundo hay mucho más dinero que buenas ideas. ¿Está de acuerdo?

-Nosotros queremos relanzar la economía europea. La situación está mucho mejor que hace dos años, hay que decirlo. Tenemos un crecimiento en Europa que todavía no es exagerado, pero es más que en EEUU. Ha arrancado la economía, sobre todo en España, pero queremos animar a los empresarios porque es el momento de hacerlo.

-Habla de recuperación, pero ¿Cuándo llegará esa mejoría a la clase trabajadora?

-Es una pregunta macroeconómica para España. Con el Plan de Inversiones también queremos crear empleo. Hasta 2020 crearemos unos 700.000 empleos en toda Europa, no sabemos cuántos en España. Esto es un efecto importante, pero con el plan no podemos resolver todos los problemas de paro en Europa. También se deben emprender reformas estructurales y en el sistema de educación. Para eso damos recomendaciones desde la CE. El paro es algo que hay que afrontar porque es un tema importante, y también tenemos que eliminar barreras a la innovación y a las inversiones. Estas son buenas medidas para arrancar el espíritu empresarial y para crear nuevos puestos de trabajo.

-¿Cuáles son las fortalezas de la economía asturiana?

-No hacemos análisis por regiones, por lo que no puedo hablar de algo de lo que no tengo mucho conocimiento. Esto es muy diferente de los fondos estructurales, que son más conocidos porque son de hace mucho tiempo. Ahí sí hay cuotas regionales, nacionales, y está todo muy regulado. Esto es un mundo diferente, si hablas con un colega que trabaje con fondos podría decirte mucho más de Asturias porque ellos trabajan así, nosotros no.

-¿Existen opciones reales de que alguna gran multinacional, como Tesla, se instale en Asturias?

-Es la competencia. No vamos a interferir en esto. Nosotros queremos atraer inversiones, no se trata de entrar en temas políticos. Lo que hacemos con el plan es, por un lado, financiar proyectos concretos, por el otro, eliminar barreras a la inversión. Lo que pase después depende de muchos más factores.

-¿Cómo puede afectar el Brexit a la economía europea y a este Plan de Inversiones?

-Las negociaciones están en marcha. Tenemos que ver lo que pasa, pero es muy difícil decir algo concreto todavía.

-¿Cuáles son los sectores que concentran la mayoría de inversiones?

-Tampoco tenemos cuotas sectoriales. Lo que cuenta es el proyecto. Si uno tiene valor, nos vale. No hay restricciones, pero los proyectos se centran en sectores estratégicos como la economía digital, por ahí tenemos que hacer un poco más, el mercado de energías, el sector de transportes, las grandes infraestructuras y el sector de las renovables y medioambiente. También tenemos proyectos en educación, en viviendas…

-¿Es posible que el sector de la minería sobreviva más allá de 2018?

-Depende de la política en el campo de la energía de los próximos años. Pero está claro que el mercado de energía va a cambiar mucho. Las energías renovables son muy importantes en España. Está claro que todo esto va a cambiar muchísimo.

Comentarios

«Queremos movilizar 500.000 millones en inversiones, es una oportunidad para las empresas asturianas»