Trump abre una «guerra» con Puerto Rico: «Lo quieren todo hecho»

La alcaldesa de San Juan critica en las redes sociales al gobierno estadounidense: «Nos están matando con vuestra ineficacia»

Europa Press

El presidente estadounidense Donald Trump acusó este sábado a la alcaldesa de San Juan de Puerto Rico de tener una «pobre capacidad de liderazgo» después de criticar el avance de las operaciones de ayuda, tras el paso del devastador huracán María.

Carmen Yulín Cruz, la alcaldesa del la capital San Juan, ha pedido repetidamente a las autoridades federales que actúen para hacer llegar suministros vitales a los residentes, muchos de los cuales siguen sin electricidad y agua corriente desde que la tormenta arrasó la isla a comienzos de este mes.

El huracán María golpeó la isla hace nueve días, tras el destructor pasaje de Irma a principios de septiembre, dejando a sus 3,4 millones de habitantes sin luz eléctrica, agua corriente, ni telecomunicaciones. Al menos 16 muertes fueron reportadas por las autoridades.

Trump atacó a Yulín Cruz en una serie de tuits este sábado por la mañana, sugiriendo que los puertorriqueños «quieren que esté todo hecho para ellos» y que han dejado el grueso de las labores de socorro a los equipos federales de intervención inmediata y a los militares.

«A la alcaldesa de San Juan, que fue tan halagadora hace unos días, le han dicho ahora los demócratas que sea desagradable con Trump,» escribió el presidente, que tiene previsto visitar la isla el martes.

«Qué pobre capacidad de liderazgo la de la alcaldesa de San Juan, y de tantos otros en Puerto Rico, que no son capaces de conseguir que sus trabajadores ayuden».

«Quieren que esté todo hecho para ellos cuando debería de ser un esfuerzo comunitario. 10.000 trabajadores federales ahora en la isla haciendo un trabajo fantástico».

En una rueda de prensa el viernes, una emocionada Cruz discrepó con una serie de comentarios extrañamente optimistas hechos por funcionarios de la administración estadounidense.

«Nos estamos muriendo aquí, y no puedo comprender el hecho de que la mayor nación del mundo no pueda proporcionar apoyo logístico a una pequeña isla», dijo, añadiendo: «Si no conseguimos que llegue alimento y agua a manos de la gente, vamos a ver algo semejante a un genocidio».

«Estoy en desacuerdo respetuosamente con el presidente Trump y estoy segura de que no le está llegando la información de lo que estamos viendo en las calles», señaló.

Trump dijo el viernes en un tuit que se deberán tomar «grandes decisiones sobre el costo de la reconstrucción» de Puerto Rico.

«En última instancia, el gobierno de Puerto Rico tendrá que trabajar con nosotros para determinar cómo se financiará y organizará este esfuerzo de reconstrucción masiva (...) y qué haremos con la tremenda cantidad de la deuda existente en la isla», indicó el presidente el viernes en un discurso en la Asociación Nacional de Manufactureros.

Carmen Yulin Cruz, alcaldesa de Puerto Rico
Carmen Yulin Cruz, alcaldesa de Puerto Rico

«Nos estáis matando con vuestra ineficacia»

Por su parte, la alcaldesa de San Juan señaló a través de su cuenta oficial en Twitter que la «meta es sólo una: salvar vidas. Este es el momento para demostrar de que estamos hechos». Carmen Yulín Cruz advirtió a la cadena de televisión CNN de que había gente que se estaba muriendo ya que no llegan los camiones de ayuda a muchos rincones de la isla.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, prefirió mantenerse al margen de la polémica entre Trump y Cruz, y dijo en conferencia de prensa que lo importante ahora, tras más de una semana del paso del huracán, es «ayudar» y «trabajar» para que la isla recobre la normalidad.

Este mismo sábado, la alcaldesa pidió a las autoridades federales norteamericanas que aceleren la llegada de ayuda tras el paso del huracán María al tiempo que condenó la «ineficacia» demostrada por la administración Trump en su gestión de la crisis.

«Esto es lo que hemos recibido la pasada noche en ayuda federal: tres palés con agua, tres palés de comida, y doce palés de comida infantil. Se lo he dado todo a la gente de la localidad de Comerio, que están bebiendo directamente del arroyo. Así que ya está bien de ser educada. Ya está bien de ser políticamente correcta. Estoy cabreadísima», ha declarado la alcaldesa.

«Nos estamos muriendo y nos estáis matando con vuestra ineficacia y con vuestra burocracia», ha declarado la alcaldesa tras conocer además que miles de contenedores, la mayoría repletos de comida, llevan días detenidos en el puerto de San Juan sin poder salir por problemas logísticos.

La mayoría de estos problemas están asociados a la ley Jones que restringe el tráfico naval entre puertos norteamericanos, y de la que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acabó eximiendo a Puerto Rico el pasado jueves tras días de dilaciones y a petición del gobernador portorriqueño, Ricardo Rosselló.

Según la citada ley, en la isla sólo podían atracar barcos con bandera estadounidense. Varios congresistas llevaban días reclamando a la Casa Blanca que se levantara esta restricción y se hiciera una excepción como ya se hizo durante el huracán Harvey.

Desde Aduanas y Protección Fronteriza se argumentó entonces que las embarcaciones estadounidenses contaban con «capacidad suficiente» para hacer frente a la situación y que aunque se retiraran las prohibiciones, la entrada a Puerto Rico de ayuda humanitaria y petróleo se vería impedida por el mal estado en el que han quedado los puertos.

El miércoles, el magnate había rechazado levantar las restricciones marítimas a Puerto Rico y había defendido la gestión de su administración.

Comentarios

Trump abre una «guerra» con Puerto Rico: «Lo quieren todo hecho»