Los líderes internacionales condenan la interveción policial en Cataluña

Jeremy Corbyn, Charles Michel, Nicola Sturgeon y Boris Johnson, rechazan las cargas policiales y piden a España que «cambie el rumbo»


Los principales líderes del mundo han mostrado su preocupación por los violentos incidentes ocurridos en los colegios electorales para intentar impedir la celebración del referendo de independencia, considerado ilegal por el Estado español. Boris Johnson, ministro de asuntos exteriores del Reino Unido, se ha mostrado preocupado por «cualquier incidente violento». «Evidentemente, este referendo, tal como yo lo entiendo, no es constitucional, por lo que es necesario un equilibrio», asegura.  «Esperamos que las cosas se tranquilicen», ha añadido Johnson en declaraciones a Reuters desde Mánchester, donde se celebra el congreso anual del Partido Conservador británico. También el ministro de Comercio británico, Liam Fox, se ha referido a Cataluña y ha condenado la violencia, aunque ha subrayado que el referéndum es un asunto del Gobierno español. 

El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, ha condenado también «todas las formas de violencia» en Cataluña, y ha reclamado «diálogo político» para resolver la situación. «La violencia nunca puede ser la respuesta. Condenamos todas las formas de violencia y reiterar nuestro llamamiento a diálogo político», ha escrito Michel en su cuenta de Twitter. 

Según informa Europa Press, el político centrista aseguró el pasado jueves que la situación de Cataluña era «un asunto interno español» evitando pronunciarse, como jefe del Gobierno belga, sobre el asunto.

Anne Hidalgo, alcaldesa de país, ha apelado a sus raíces asegurando que parte de su familia es catalana. «Confieso que no entiendo que Cataluña quiera separarse de España [...] Me cuesta en el plano afectivo y en el racional [...]. Quizá se puedan aportar cambios a la relación entre el poder central madrileño, algo que no siempre es un acierto, y Cataluña, pero ese deseo de independencia me parece muy peligroso para España e incluso para Europa. Estoy preocupada. Espero que España logre encontrar un camino con Cataluña».

Por su parte la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, condena también la violencia y pide a España que «cambie el rumbo antes de que alguien salga gravemente herido».

Geert Bourgeois, presidente de la región belga de Flandes, pide a Madrid que «detenga la violencia» y entable un diálogo «con el liderazgo legítimo de un pueblo pacífico».

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha asegurado que la actuación de la policía contra los ciudadanos en Cataluña «es estremecedora» y considera que «el Gobierno español debe actuar para parar esto ahora». Además, insta a Theresa May a pedirle directamente a Rajoy que termine con la violencia en Cataluña y que encuentre una solución política a esta crisis institucional».

Martin Schulz, el líder del Partido Socialdemócrata de Alemania, pide al Gobierno español que «rebaje la tensión inmediatamente» y busque el diálogo. 

 «El Estado español pierde su sangre fría. La nación no puede ser una camisa de fuerza», asegura Jean-Luc Mélenchon, líder del partido de izquierda radical francés Francia Insumisa, mientras que Benoît Hamon, excandidato del Partido Socialista francés a las presidenciales, rechaza también la violencia: «En el corazón de Europa, estas imágenes de violencia para impedir votar a la gente en Cataluña son significativas y amenazadoras».

El primer ministro de Eslovenia, Miro Cerar, también se ha manifestado en Twitter haciendo un llamamiento a la negociación. «Pido el diálogo político, Estado de derecho y soluciones pacíficas».

Guy Verhofstadt y Gianni Pittella, portavoz del grupo liberal y portavoz de los socialdemócratas en la Eurocámara, respectivamente, también han saltado a la palestra para manifestar su opinión sobre el 1-O. «Es un día triste para España y para Europa, los sentimientos de tantos ciudadanos y ciudadanas catalanes que han tomado las calles también deben ser escuchados», sentencia Pitella. Por su parte, Verhofstadt considera que «ya es hora de una solución negociada» con todos los partidos políticos, «incluida la oposición en el parlamento de Cataluña».

Nicolás Maduro no ha querido quedarse fuera de la polémica y ha expresado su solidaridad con el pueblo de Cataluña ante los incidentes registrados durante la jornada. El presidente de Venezuela critica la «vulgar y brutal» represión de las fuerzas del orden de España contra los participantes en el referéndum sobre la independencia de Cataluña e insta a  Rajoy a dejar en paz el pueblo catalán. Según Maduro, el mandatario español «optó por la represión, por el porrazo, por el garrote. Desde aquí expreso nuestro amor al pueblo de Cataluña. Resiste Cataluña, América Latina te admira, Cataluña», exclamó en su programa de radio y televisión Los domingos con Maduro

El ministro de Exteriores de Serbia, Ivica Dacic, apoya la integridad territorial, la soberanía y la unidad de España, que califica como uno de los mayores amigos del país balcánico. «Nuestra postura está clara y es de principios. Serbia apoya la integridad territorial y la soberanía de España y su unidad. España es uno de los mayores amigos de Serbia», declara Dacic. «Todos los actos unilaterales que no están de acuerdo con el sistema constitucional legal de un país y que no hayan sido acordados con el poder central representan una violación del derecho internacional», señala el ministro serbio, según informa la agencia Efe.

La ministra de Exteriores sueca, la socialdemócrata Margot Wallström, insta a las partes enfrentadas en Cataluña a «encontrar una manera de volver al diálogo», tras los «violentos enfrentamientos» con numerosos heridos registrados a lo largo de la jornada.

Por su parte, el ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega colgó en Twitter un mensaje de la secretaria de Estado de este país nórdico, Marit Berger Røsland, quien mostró su preocupación por «la violencia vista en Cataluña y por una nueva escalada de la situación»

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los líderes internacionales condenan la interveción policial en Cataluña