Isla califica de «clave para Inditex y para el sector» el acuerdo pionero con los sindicatos para asegurar los derechos laborales globales

El presidente del gigante textil celebra con las organizaciones de trabajadores el décimo aniversario de una herramienta que «promueve las mejores prácticas» en todo el mundo


Madrid

«Hoy es un día de mucha satisfacción porque el acuerdo marco global ha sido clave para nuestra empresa, pero también para el sector textil en su conjunto, por lo que representó hace diez años que una empresa como Inditex suscribiera una iniciativa semejante. Ha sido transformador». Así se ha referido hoy el presidente de Inditex, Pablo Isla, a la importancia que en el 2007 tuvo que el gigante textil gallego firmara con IndustriALL -la federación de sindicatos que representa a 50 millones de trabajadores en 140 países y de la que forman parte UGT y CCOO- un acuerdo marco global nacido para proteger y promover la práctica de las mejores condiciones laborales en toda la cadena de suministro. Aunque Inditex e IndustriALL colaboraban desde el 2002, fue un lustro después cuando firmaron formalmente el acuerdo, pionero en el mundo, con el que mejorar la vida de 1,5 millones de empleados.

Pablo Isla reiteró el compromiso «total de Inditex como empresa» con dicha herramienta y emplazó para el 2027 a todos los agentes implicados, «en el vigésimo aniversario», ya que aunque la valoración de estos primeros 10 años es «extraordinariamente positiva», aseguró que «queda mucho por hacer y mucho camino por recorrer». Entre lo ya conseguido, tanto el ejecutivo como el secretario general de la federación de sindicatos, Valter Sánchez, destacaron el salto adelante que el convenio ha supuesto para promover la estabilidad laboral en tiempos de incertidumbre, protegiendo a 1,5 millones de trabajadores de la cadena de suministro del gigante textil, ya que es la propia Inditex la que impulsa a los sindicatos locales en la defensa de los derechos fundamentales de los trabajadores, a la organización y a la negociación colectiva para la mejora de sus condiciones salariales y laborales.

El objetivo del acuerdo marco global es empoderar a los trabajadores y proteger sus derechos en toda la cadena de suministro del grupo. Inditex, como subrayó Sánchez, fue la primera compañía en «identificar el valor de las relaciones industriales, no solo en sus propias fábricas, sino a lo largo de toda su cadena de suministro». Isla destacó que la filosofía del grupo coloca a las personas en el centro. «Siendo una empresa grande, para nosotros es importante seguir gestionando la compañía como si fuéramos una empresa pequeña. No nos olvidamos de que comenzamos abriendo una tienda, en 1975, en A Coruña. Y eso impregna toda nuestra mentalidad. Las personas son lo que realmente nos importan», subrayó. Esa filosofía es la que respalda su esfuerzo por fomentar el diálogo social, «que es lo más importante para tener una cadena de producción correcta», así como salarios dignos y un compromiso con el respeto medioambiental y la producción sostenible, sin perder competitividad.

Comentarios

Isla califica de «clave para Inditex y para el sector» el acuerdo pionero con los sindicatos para asegurar los derechos laborales globales