El juez del caso de la caja B del PP indaga si un empresario extorsionó a Rajoy

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Ballesteros | EFE

Reclama la cinta en la que Ignacio González y Zaplana hablan de chantaje

09 oct 2017 . Actualizado a las 23:43 h.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, que instruye la causa por la presunta caja B del PP, busca una cinta que todavía no ha salido a luz en la que un empresario intenta chantajear al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con pruebas del pago de comisiones ilegales a los populares. Una conversación grabada por investigadores policiales entre el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González y el exministro Eduardo Zaplana da a conocer la existencia de esa cinta, que busca ahora el juez José de la Mata. Por ello, ha pedido a su compañero Manuel García-Castellón -que instruye el caso Lezo, por el que está en prisión preventiva Ignacio González- la «transcripción íntegra y la grabación» de la conversación que mantuvieron los dos expolíticos del PP, donde hablaban del chantaje al presidente.

Se trata de una diligencia, según Europa Press, que fue solicitada a principios del pasado mes de junio por la acusación popular que ejerce Izquierda Unida en la causa sobre la presunta caja B del PP, tras conocerse que en el sumario del caso Lezo se hablaba de esta grabación en la que el empresario Rafael Palencia presuntamente había reconocido pagos a los populares en el 2008. De la Mata dio la orden de encontrar esta cinta y emplazó a Palencia, responsable de la empresa de tratamiento de aguas y residuos Degremont Iberia, para que declare como investigado el próximo 25 de octubre. También se busca la grabación original entre los archivos incautados del caso.

En la conversación reclamada ahora por De la Maza, González le dice a Zaplana que Rajoy fue extorsionado con un vídeo y mandó al extesorero del PP Luis Bárcenas a taparlo. En dicho documento aparecía Palencia confesando que había dado dinero al también extesorero de la formación Álvaro Lapuerta. El empresario ya estuvo imputado en el caso de los papeles de Bárcenas por supuestas donaciones al PP. El listado que llevaba el polémico extesorero y exsenador recogía presuntos pagos de este empresario por importe total de 165.000 euros a lo largo de diez años, entre 1998 y el 2008.