Educación envía un segundo requerimiento a Cataluña por adoctrinamiento en las escuelas

Si la Generalitat no responde, recurrirá a los tribunales


redacción / la voz

El Ministerio de Educación vigila que en las escuelas catalanas no se adoctrine a favor del independentismo, según explicó el propio ministro, Íñigo Méndez de Vigo, y por eso ha enviado dos requerimientos en las últimas semanas a la consejería del ramo para que explique las denuncias recogidas por la Alta Inspección en ese sentido. «Si no obtenemos la respuesta adecuada iremos a los tribunales», añadió el ministro, quien también abogó por que en la futura reforma de la Constitución se incluya la figura de la «lealtad constitucional» para evitar políticas sectarias en las escuelas españolas. Aunque no ha habido respuesta oficial de la Generalitat, fuentes de la consejería explicaron en diferentes medios que responderá a la petición del Gobierno central, aunque apuntan que son acusaciones infundadas.

El primero de los requerimientos lleva por fecha el 27 de septiembre y hace referencia a que varios institutos permitieron la salida de sus alumnos menores de edad para asistir a manifestaciones «sin previa autorización de los padres». Fuentes educativas catalanas explican, de forma no oficial, que al menos en uno de sus casos (en el instituto de Olot) sí hubo permiso familiar.

El segundo requerimiento tiene fecha del 6 de octubre y recoge las denuncias que algunas familias presentaron en la Alta Inspección sobre acoso, incitación al odio y discriminación a alumnos en Seo de Urgel, La Mercè de Martorell y Sant Andreu de la Barca, entre otros, por ser hijos de guardias civiles y policías. Se denunció que un centro organizase un minuto de silencio contra la violencia policial en el patio, concentración al que todos los alumnos se veían obligados a ir si no querían quedar señalados; la proyección de imágenes de las cargas policiales del 1-O; e incluso la recriminación de un maestro hacia un estudiante al que le dijo «estarás contento de lo que ha hecho tu padre», que es agente de la Guardia Civil.

Méndez de Vigo, que respondía a una interpelación de Toni Cantó (Ciudadanos) al respecto en el Parlamento, dijo que son «casos concretos en los que se aprecian indicios de delito». Pero también recalcó que siendo «lamentables» no son lo habitual: «No todos los profesores son así, ni todos los directores (...) La inmensa mayoría no piensa así. No debemos echar una mancha de aceite sobre todos», añadió. 

Doctrina Sinatra

Lo que sí quiso recalcar Méndez de Vigo es que a veces, con la educación transferida, las comunidades siguen lo que definió como la doctrina Frank Sinatra, es decir, «aplican la ley a su manera». Por eso cree que en la siguiente reforma constitucional debe introducirse el principio de «lealtad constitucional», que es algo que echa en falta. Recordó que Madrid solo tiene potestad en legislación básica y que el sistema funciona «cuando existe voluntad colaboradora» de las autonomías.

Comentarios

Educación envía un segundo requerimiento a Cataluña por adoctrinamiento en las escuelas