May viaja a Bruselas para desatascar las negociaciones del «brexit»

La primera ministra británica se reunirá con Juncker


Bélgica

La primera ministra británica, Theresa May, y el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, se verán este lunes en Bruselas acompañados por sus respectivos jefes negociadores para el  brexit, en un intento por desatascar las negociaciones para pactar las condiciones del divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea.

El encuentro tendrá lugar en la capital europea y tendrá la forma de una cena de trabajo, según han confirmado a Europa Press fuentes británicas y europeas. Además asistirán sus respectivos negociadores jefes, el británico David Davis y el francés Michel Barnier.

Hace tiempo que la posibilidad de un encuentro entre May y Juncker se barajaba, pero no se ha concretado hasta «hace poco», una vez que se constató en la última ronda de negociaciones que la situación está en «punto muerto».

La cena tendrá por tanto una agenda que incluya cuestiones europeas y geopolíticas de interés común y el objetivo de preparar la próxima cumbre de líderes de la UE (a finales de esta semana), según las fuentes consultadas, aunque el centro de la conversación será el Brexit.

Hace solo cuatro días que el negociador de la UE, el excomisario de Mercado Interior Michel Barnier, avisaba de que las conversaciones estaban atascadas y que no se daban las condiciones para avanzar a una segunda fase, que permitiría responder a la exigencia de Londres de discutir sobre el futuro de las relaciones.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, que se reunirán sin Reino Unido el viernes --tras una primera cumbre a 28 el jueves--, decidirán entonces posponer al menos hasta diciembre la decisión de pasar a esa segunda fase, según fuentes europeas.

Las diferencias en cuanto a las garantías para los derechos de los ciudadanos siguen existiendo, aunque se han dado pasos, pero el principal escollo sigue siendo la factura de salida.

Las conversaciones para acordar el método de cálculo de los compromisos y obligaciones financieros de Reino Unido con el presupuesto comunitario están «en punto muerto», dijo Barnier el pasado jueves al terminar la quinta ronda de negociaciones.

Bruselas mantienen que hasta que no den «avances significativos» en las tres prioridades de la primera fase (ciudadanos, factura y frontera irlandesa), la Unión Europea no discutirá de periodo transitorio ni del marco futuro de relaciones.

Londres, por su parte, reivindica que todo está relacionado y que la «certidumbre» depende también de las conversaciones sobre el futuro, por lo que también el pasado jueves Davis pidió a los líderes de la UE a 27 que den a Barnier «los medios para avanzar» a pesar de las reservas del propio negociador europeo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

May viaja a Bruselas para desatascar las negociaciones del «brexit»