Casi 25.000 pymes catalanas paralizan sus planes de inversión

Unas 1.300 pequeñas y medianas empresas han trasladado su domicilio social fuera de la comunidad


Madrid / La Voz

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró el jueves en el Congreso que, de proclamarse la independencia -algo que el Gobierno no permitirá- las 800 empresas que hasta ese momento habían trasladado su domicilio social fuera de Cataluña serían «solo un aperitivo» comparado con el éxodo que se produciría. Y la última actualización de las cifras oficiales, facilitadas el viernes por el Colegio de Registradores de España, confirma que la huida se acelera. De hecho, el mismo día que el ministro hizo su afirmación se cerró con una salida récord, 268 sociedades, con lo que desde la celebración del referendo ilegal ya rebasan el millar.

En este horizonte político y económico marcado por la incertidumbre y la inseguridad, la patronal catalana de pequeñas y medianas empresas (Pimec) presentó los resultados de una encuesta que concluye que unas 1.300 pymes, el 1 % de todas las que hay en Cataluña, han traslado su domicilio social fuera de la comunidad y que otras 3.000 se lo están planteando.

Y al cambio de domicilio añade la paralización de inversiones. Esta encuesta refleja que son aproximadamente unas 24.700 las pymes que, o bien han paralizado sus intenciones económicas, o bien muestran su idea de hacerlo próximamente. También 9.100 firmas han sacado dinero del banco, cerca de 14.300 pymes han abierto cuentas de ahorro fuera de Cataluña y otras 17.000 no lo descartan a corto plazo.

La salida de empresas se ha convertido en un masivo traslado. A falta de incorporar los datos de la jornada de ayer, 1.185 empresas han movido su sede social a territorios diferentes al catalán y sobre todo a Madrid.

Los 268 traslados computados el jueves son más que los registrados conjuntamente los dos días anteriores, pues el miércoles salieron 112 y el martes 105.

En cualquier caso, la cifra del jueves, día en el que el Gobierno anunció la activación del 155, es la más abultada en lo que llevamos de mes, seguida a distancia por los 177 traslados de sociedades que se registraron el 10 de noviembre. De nuevo, el pico coincidió con una cita política relevante: la comparecencia de Puigdemont para anunciar y suspender la independencia.

La histórica cementos Molins

Ayer mismo otra empresa histórica, la cementera Molins, anunció el traslado de su sede social a Madrid. La firma, creada en 1928, está muy ligada al PDECat, ya que entre los descendientes del fundador de la compañía está el exportavoz de CiU en el Congreso y exconsejero de la Generalitat Joaquim Molins Amat.

Comentarios

Casi 25.000 pymes catalanas paralizan sus planes de inversión