El soberanismo oficial critica la llamada a retirar dinero

La petición de ANC no solo no fue atendida, sino que además fue ampliamente criticada por representantes políticos que defienden la independencia


barcelona / e. especial

Asamblea Nacional Catalana (ANC) trató el viernes de que los bancos sufriesen en su funcionamiento las consecuencias de haber trasladado fuera de la comunidad las sedes oficiales de sus entidades.

La llamada a retirar dinero de los cajeros de manera masiva desde las ocho de la mañana no solo no fue atendida, sino que además fue ampliamente criticada por representantes políticos que defienden la independencia, y otros con posiciones más equidistantes como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Las direcciones de CaixaBank y del Banco Sabadell, las dos entidades llamadas a sufrir las consecuencias de una retirada en masa en sus cajeros, de 155 euros en concreto por cada cliente, aseguraron ayer que el volumen de fondos reclamados en sus dispositivos fue similar al de cualquier otro viernes. Dichas firmas y otras del resto de España presentes en Cataluña han optado por elevar el líquido disponible en sus oficinas ante la incertidumbre generada, para poder atender las demandas de retiradas y cierre de cuentas.

ANC y la Crida per la Democràcia aseguraron en cambio que la propuesta de retirada fue masiva en toda Cataluña, con colas masivas, que los bancos niegan que se hayan registrado.

Con lo que no contaban las organizaciones soberanistas es con que las mayores críticas a su propuesta llegasen desde el mismo ámbito del soberanismo. El consejero de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Santi Vila, calificó de «autogol» la maniobra, que señaló que pudo «poner en peligro la economía catalana».

Artur Mas, que había vaticinado que la declaración de independencia no provocaría la fuga de bancos de Cataluña y que ayer dijo que volverán cuando sea una república, aseguró respetar la propuesta de retirada de dinero como reacción a la decisiones de las entidades financieras, pero que él no la secundaría.

«Retirar el dinero en los cajeros no ha sido la mejor idea», dijo también Ada Colau, mientras que la portavoz del PDECat, Marta Pascal, se mostraba más comprensiva con «lo que quiera hacer cada uno con su dinero».

El que gestiona de sus vecinos en Argentona fue retirado ayer por el alcalde de la CUP, Eduald Maresme, de los dos bancos nacidos en Cataluña.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El soberanismo oficial critica la llamada a retirar dinero