CaixaBank advierte: «El traslado de la sede a Valencia no es temporal»

La entidad admite que el secesionismo provocó una «moderada» salida de depósitos


Madrid / La Voz

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, dejó claro el martes, durante la presentación de los resultados de la entidad en el tercer trimestre del año, que el traslado de la sede social y fiscal a Valencia, aprobado por el consejo de administración a principios de mes, es indefinido. «No tiene plazos de vigencia y no tiene carácter de temporalidad», insistió varias veces durante la primera presentación de las cuentas del banco fuera de Barcelona en toda su historia. De hecho, a partir de ahora tanto las reuniones ordinarias del consejo de administración como la junta general de accionistas y la presentación de resultados se celebrarán en la ciudad del Turia.

En contra de la versión de los miembros del Govern, que mantuvieron que los traslados de las empresas, especialmente de Sabadell y CaixaBank, eran temporales y estaban motivados por las presiones del Gobierno central, la entidad que preside Jordi Gual lo negó. «Si el consejo de administración hubiera querido decir que el traslado era temporal, lo hubiera dicho. Y no lo dijo», subrayó Gortázar, para añadir que la decisión fue «técnica, exclusiva de la dirección del consejo y para proteger los intereses de clientes, empleados y accionistas».

El ejecutivo admitió que tras el referendo ilegal del 1 de octubre se produjo una salida de depósitos de la entidad que, aunque no cuantificó, calificó de «moderada». Explicó que en aquel momento la red de oficinas detectó que los «nervios y la intranquilidad» de la clientela crecían y se tradujeron en un «impacto negativo en los depósitos, aunque moderado».

La fuga de dinero, revertida

De ahí que el consejo decidiera sacar de Cataluña la sede. «La decisión se tomó para dejar fuera de cualquier duda a todas las personas que la fortaleza de CaixaBank se mantendrá en cualquier escenario y que estaremos siempre bajo el paraguas de la zona euro y bajo la supervisión del BCE», dijo, para añadir que la salida de depósitos se estabilizó y revirtió con el cambio de sede: «Y ahora seguimos creciendo con comodidad».

Sin movimientos de personal

El consejero delegado explicó que la entidad mantendrá sus servicios centrales en Barcelona y que no está previsto realizar por el momento «otro tipo de traslados de relevancia operativa» a Valencia.

En lo que respecta al llamamiento al boicot a los bancos que el pasado viernes hicieron organizaciones independentistas, el ejecutivo se mostró muy crítico, asegurando que, aunque en lo que relativo a CaixaBank no es relevante, sí lo es para los empleados, a los que agradeció el trabajo realizado en las últimas semanas. Afirmó que «este tipo de acciones no ayudan a la convivencia». Además de «no aportar soluciones de ningún tipo, no cambian las cosas».

Pidió «tranquilidad y responsabilidad» a la clientela y, a la vez, mostró «confianza» en la capacidad de los políticos para resolver una situación de tensión que, de prolongarse más en el tiempo, pasará factura económica, aunque CaixaBank mantiene, por el momento, sus previsiones de crecimiento para España este año en el 3 %.

Seat cambiará la sede social en caso de inseguridad jurídica en Cataluña

Europa Press

El presidente de la compañía ha enviado una carta a los trabajadores para transmitir un «mensaje de serenidad»

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha enviado este martes una carta a los trabajadores de la automovilística para transmitir un «mensaje de serenidad» ante la situación política en Cataluña, en la que afirma que la decisión de trasladar la sede social se produciría en caso de inseguridad jurídica.

«Para la compañía, un cambio de sede social estaría motivado por la búsqueda de protección jurídica y tendría sentido en el momento en el que entendamos que ésta ya no se da en el territorio en el que estamos ubicados», afirma De Meo en la carta.

Seguir leyendo

Comentarios

CaixaBank advierte: «El traslado de la sede a Valencia no es temporal»