Una especie de jiráfido descubierta en Madrid, clave para rastrear los antepasados de las jirafas

El esqueleto, inusualmente completo, data de finales del Mioceno y proporciona nuevos datos anatómicos y filogenéticos


La especie de jiráfido Decennatherium rex sp. nov, que fue descubierta en el Cerro de los Batallones, en Madrid, puede ampliar el rango y el intervalo de tiempo de los ancestros de las actuales jirafas, según un estudio publicado este miércoles en la revista de acceso abierto Plos One por la investigadora María Ríos, del Museo Nacional de Historia Natural (España) y sus colegas.

Se cree que los jiráfidos, familia de rumiantes que incluye a las jirafas y okapis modernos, existieron ya en la época del Mioceno temprano. Si bien se han descrito fósiles de más de 30 especies extinguidas, la falta de cráneos fosilizados ha sido una barrera para determinar las relaciones evolutivas.

Los autores del estudio describen una nueva especie grande de jirafas, llamada Decennatherium rex sp. nov. Según los científicos, el esqueleto fosilizado encontrado en Madrid, inusualmente completo, data de finales del Mioceno, y proporciona nuevos datos anatómicos y filogenéticos.

Por un lado, los científicos realizaron análisis filogenético para ayudar a dilucidar los patrones evolutivos. Los resultados sugirieron que el género Decennatherium -a la que pertenece la especie Decennatherium rex sp. nov- puede haber sido la rama que se encuentre en la base de un clado de jirafas extintas que incluyen tanto el género Sivatherium -los jirafas más grandes conocidas- como Samotheres, cuya apariencia se estima que está en término intermedio entre los okapis y las jirafas.

Todos los jiráfidos de este grupo presentan cuatro protuberancias de cráneo en forma de cuerno conocidas como osiconos: dos sobre los ojos y otros dos más grandes y rugosos en la parte posterior de la cabeza. Los autores afirman que el Decennatherium fue probablemente el ejemplo de evolución más temprana de este diseño de osiconos.

La inclusión del Decennatherium en el clado Sivatherium-Samotheres se extendería hasta la primera mitad del Mioceno tardío y su rango hasta la Península Ibérica, convirtiendo al clado en uno de los más exitosos y longevos de todos los jiráfidos.

Según afirma María Ríos, que lidera el estudio, los nuevos jiráfidos extintos cornudos Decennatherium rex del Cerro de los Batallones (Madrid) «arrojan luz sobre la evolución de la familia de las jirafas y del extinto gigante Sivatherium».

Comentarios

Una especie de jiráfido descubierta en Madrid, clave para rastrear los antepasados de las jirafas