Las dos decisiones más polémicas del tribunal que juzga a «La Manada»

Una protesta denunciará en Madrid lo que consideran «abusos judiciales». La víctima sostiene que no se resistió a los cinco acusados de presunta violación grupal en los sanfermines porque entró «en shock»

Efe

El tribunal que juzga desde este pasado lunes a los cinco acusados por presunta violación grupal en los sanfermines del 2016 fue objeto en las últimas horas de duras críticas después de que durante la segunda jornada del juicio se admitiese como prueba un informe de un detective privado contratado por los abogados de uno de los miembros de «La Manada» (este es el nombre del grupo de WhatsApp que compartían con otros amigos y donde se vanagloriaban de sus correrías sexuales), que se dedicó a seguir a a la víctima semanas después de la agresión sexual.

Ese documento ya formaba parte de la documentación del caso, pero este martes se añadió un documento sobre una publicación que la víctima hizo en las redes sociales, aunque no ha trascendido en qué momento del último año y medio. La decisión ha creado bastante polémica en las redes sociales ya que muchos usuarios ven en ella una vulneración de los derechos de la víctima.

Feministas madrileñas han convocado, incluso, a través de las redes sociales una protesta el próximo viernes en Madrid para denunciar lo que consideran «abusos judiciales» en este juicio. Bajo el lema «'La manada' somos nosotras», un cartel anuncia una concentración contra estos supuestos abusos judiciales frente a la sede del Ministerio de Justicia el próximo viernes a las 18.00.

Las convocantes censuran con esta protesta que el juez encargado del caso haya aceptado incorporar a la causa un informe realizado por detectives privados y encargado por las defensas sobre la vida de la víctima. En un mensaje difundido a través de redes sociales bajo la etiqueta Justicia Patriarcal, las convocantes muestran su «rabia e indignación» por la admisión de esta prueba y acusan a la Justicia de ser «cómplice de los agresores» que, añaden, «saldrán impunes una vez más».

«No lo podemos permitir», «Ninguna agresión sin respuesta», añade el mensaje para difundir esta convocatoria en redes.

Conveniencia o no de emitir los vídeos grabados por los acusados

Durante la segunda jornada del mediático juicio, en el que declaró la víctima de la supuesta violación grupal en los sanfermines, otro momento de incertidumbre se produjo mientras el tribunal deliberaba sobre la conveniencia o no de emitir durante el interrogatorio de la joven los vídeos grabados por los acusados aquella noche, Uuna medida que contó con la oposición del fiscal, pero que fue aceptada por el tribunal. Aún así, finalmente, ninguna de las partes consideró necesario mostrar estas grabaciones durante el testimonio de la denunciante.

;
La víctima no ha tenido que ver los vídeos de su supuesta agresión Hoy testificaba la joven que en los sanfermines del año pasado denunció haber sido violada por cinco jóvenes

La joven asegura que no se resistió a sus violadores en Sanfermines porque entró «en shock»

La víctima de la supuesta violación grupal por parte de cinco miembros de «La Manada» declaró este martes durante algo más de tres horas, desde las 11.00 y hasta las 14.45 horas en el Palacio de Justicia de Pamplona. La joven, que ahora tiene 20 años, declaró que los acusados no emplearon la violencia, aunque sí aclaró que de forma «muy sorpresiva» la agarraron entre los cinco y la introdujeron en el interior de un portal, tal y como avanza el diario El Correo.

La víctima sostuvo que le taparon la boca, momento en el que ella entró «en un estado de shock» que le llevó a «someterse» a los presuntos agresores. La víctima añadió que su actitud fue pasiva en todo momento, «deseando que terminara cuanto antes». Cuestionada por si en algún momento les pidió que pararan, lo negó, aunque sí puntualizó que su actitud no fue de consentimiento, sino que fue «sometida» a hacerlo. 

La joven accedió al Palacio de Justicia en un vehículo de la Policía Municipal a través del garaje, acompañada por sus padres y un familiar, y fue conducida por pasillos internos para evitar que pueda ser vista. Se trata de una de las medidas adoptadas para proteger la intimidad de la joven en el desarrollo del juicio que se celebra íntegramente a puerta cerrada.

Los cinco acusados también llegaron al edificio judicial pasadas las 9 horas, en el furgón de la Policía Nacional, desde la cárcel de Pamplona. Los cinco insistieron el lunes, en la primera jornada del juicio, en su inocencia.

 

Todos ellos están imputados por un delito continuado de agresión sexual, otro contra la intimidad y un tercero por robo con intimidación, por los que la Fiscalía pide 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno.

Los policías que atendieron a la víctima mantienen que su actitud no era fingida

Los agentes de la Policía Municipal de Pamplona que atendieron a la joven madrileña ratificaron este miércoles que la actitud de la chica no les pareció fingida, tras explicar su papel en la identificación de los acusados en el callejón de la Plaza de Toros a la hora del primer encierro. 

Lo que supuestamente pasó aquella noche

Según el escrito de la acusación, los imputados bajaron la ropa interior de la joven y le obligaron a realizar felaciones a todos ellos, que también la penetraron, uno anal y vaginalmente, sin usar preservativo y «valiéndose de su superioridad física y numérica» y de la «imposibilidad» de la joven de «ejercer la más mínima resistencia». Mientras, dos de ellos, «sin el conocimiento ni consentimiento» de la chica, realizaron grabaciones de vídeo y fotografías con sus móviles, «con la intención de vulnerar la intimidad de la víctima y posteriormente mostrarlos, enviarlos y difundirlos a su grupo de amigos». La acusación añade que cuando «se dieron por satisfechos» y antes de abandonar el lugar, un portal de un céntrico edificio de Pamplona, se apoderaron del móvil de la víctima para que «no pudiera solicitar auxilio»

Está previsto que el juicio se prologue hasta el día 24. En las diez sesiones que durará, los tres miembros de la sala tendrán que dilucidar si la joven víctima fue forzada sexualmente, como sostiene ella, o fueron prácticas consentidas, como afirma la defensa de los cinco acusados.

El juez rechazó como prueba los wasaps previos a la expedición a Pamplona

Otro de los puntos que generó más controversia meses antes de que arrancase el juicio en Pamplona, fue la decisión del juez de no admitir como prueba los mensajes previos enviados por los miembros de «La Manada» a su grupo de WhatsApp, en los que quedaba claro cómo iba a ser su expedición a tierras navarras. Los cinco acusados prepararon su viaje a Pamplona durante los días previos.

Uno deslizó en el chat la posibilidad de llevar burundanga (una sustancia tóxica que anula la voluntad de la gente y que se ha empleado en algunas agresiones sexuales). A lo que respondió de inmediato Antonio Manuel G. (miembro de la Guardia Civil): «Yo llevo la pistola. No quiero mamoneos. Cuando estemos borrachos, se saca la pistola». 

Otro de los mensajes que sacó a la luz el portal Noticias de Navarra fue este: «Tengo reinoles (otro medicamento) tiraditas de precio. Para las violaciones».

Quién es quién en «La Manada»

Estos son los cinco miembros de «La Manada» juzgados. Al menos tres de ellos son miembros de la peña ultra del Sevilla Biris.

Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena (1988). Militar de la Unidad Militar de Emergencia (UME) en Morón de la Frontera con antecedentes por lesiones, riña tumultuaria y desorden público. En mayo del 2015 la Audiencia Provincial de Sevilla le condenó a dos años de prisión por un delito de lesiones cometido el 15 de diciembre de 2013.

Ángel Boza Florido (1991). Fichado por delitos de robo con fuerza y contra la seguridad vial. 

Jesús Escudero Domínguez (1990). Peluquero de 27 años que trabajaba en el salón de belleza que su tío regenta en el barrio sevillano de Triana. 

A.M.G. (1989). Guardia civil de 28 años que cuando fue detenido se encontraba realizando las prácticas de la Benemérita en la localidad cordobesa de Pozoblanco. Fue él quien meses antes del viaje a Pamplona, convocó a los otros miembros juzgados de «La Manada» -a excepción de Ángel Boza- para trasladarse a la localidad cordobesa de Torrecampo, donde había fiestas patronales. Esa noche, dentro de un coche, grabaron un vídeo mientras abusaban de una joven en aparente estado de semiinconscencia. Tras llevarla a Pozoblanco, la joven se despertó «completamente desnuda en el asiento de atrás» y con el mono y las medias rotas.

José Angel Prenda (1989). Con antecedentes por riña tumultuaria. El Juzgado de lo Penal número 4 de Huelva lo condenó a dos años de cárcel en el 2011 por un delito de robo con fuerza cometido dos años antes.

Así ocurrió todo

Según se desprende de las distintas declaraciones, la víctima y los cinco acusados se encontraron en la céntrica plaza del Castillo la noche del 6 al 7 de julio del 2016. Ella entabló conversación con uno de los acusados (El Prenda). En un momento dado, la víctima dijo que se iba al coche con el que había viajado a Pamplona y donde un amigo se encontraba durmiendo. Los cinco encausados se ofrecieron a acompañarla. Ella caminaba junto al joven con el que más había contactado mientras que los otros cuatro iban por delante. Según los autos judiciales, los cuatro primeros llegaron a entrar en dos hoteles de las cercanías en busca de habitación, pero en ninguno de los establecimientos tenían habitaciones libres.

Protesta de rechazo a las agresiones sexuales en la plaza del Castillo de Pamplona
Protesta de rechazo a las agresiones sexuales en la plaza del Castillo de Pamplona Efe

A la altura del número 5 de la calle Paulino Caballero, los jóvenes observaron que una vecina entraba en el portal por lo que aprovecharon para sujetar la puerta y empujaron a la joven al interior. Allí, según el escrito de la acusación, los imputados taparon a la joven la boca, la rodearon, le bajaron su ropa interior y le obligaron a realizar felaciones a los cinco, y la penetraron, uno de ellos anal y vaginalmente, sin usar ninguno preservativo. Incluso uno de ellos grabó la escena con su teléfono móvil y, posteriormente, compartió dichas imágenes con otros amigos. Cuando «se dieron por satisfechos» y antes de abandonar el lugar, según el escrito, arrojaron a la joven al suelo, presuntamente le quitaron el teléfono móvil -con lo que se aseguraban de que «no pudiera solicitar auxilio», según el escrito de la acusación- y la dejaron tirada en el portal. Según la descripción que dio la joven, los cinco acusados fueron identificados en las imágenes de seguridad del encierro y nada más terminar la popular carrera fueron detenidos por la Policía Foral.

El Prenda: «La chica nos dijo que ella podía con cinco tíos»

En los meses posteriores a la presunta violación, salió a la luz la declaración que hizo ante el juez El Prenda, el miembro de «La Manada» que primero estableció contacto con la víctima. Este sevillano sostuvo que «nunca, nunca, nunca dijo que no. No nos hizo saber que estaba incómoda. No se negó» e, incluso, llegó a defender que ella dijo que «podía con dos, con tres o con cinco o con los que haga falta». 

;
El Prenda: «La chica nos dijo que ella podía con tres o con cinco tíos» Uno de los acusados de la violación de sanfermines asegura que las relaciones sexuales fueron consentidas. El juez no lo cree así.

Para él. la joven los denunció como venganza al no haberse quedado con ella.

«Follándonos a una entre los cinco. Puta pasada de viaje. Hay vídeo»

Los cinco detenidos, tras, presuntamente agredir sexualmente y abandonar a la víctima, se jactaron de lo ocurrido en un grupo de WhatsApp. El portal navarra.com recogió la conversación:

-Buenos días

-Follándonos a una entre los 5.

-Jajaja.

-Todo lo que cuente es poco.

-Puta pasada de viaje.Hay vídeo.

Unas horas después de que A. M. G. E. enviase los mensajes comenzaron a llegar las respuestas de los otros amigos que no habían acudido a los San Fermines.

-Cabrones os envidio.

-Esos son los viajes guapos.

-jajajajajajajsajajaja

Al mediodía, cuando la noticia ya ha trascendido, algunos miembros del grupo comienzan a preguntarse si sus amigos serían o no los protagonistas de la información.

-Cinco detenidos x agresión sexual

-No seréis ustedes no??

-Iyo no serán ellos en serios no??

-Se han follado a una entre 5 según dijo jose angel

-Y son 5 los detenidos por abusar de una tía de 19 años

-Y tienen los móviles apagados

-esto va a ser como lo del loco que lo escuchamos y nos reíamos hasta que supimos que era él.

-Ta imagina? No creo vamos...espero que no..hablar cuando lo leas cabrones.

-jajajas

-No hombres es imposible que sean ellos tio.

-Con la de gente que hay...

-eran de nacionalidad española.

-Esq no han dicho nada más.

-Fite q fa prx noticia dicen entre ellos tenemos a 1 guardia civil y a un militar.

-jajajajaj

-a un mangante a un actor pono y a un gordinflón.

-jajajajajaja

-La noticia la han mandado al peligro

-si enserio?

-o es mentira?

(Enlace de la noticia con la detención de los cinco)

-Iyo son ellos.

-Estoy preocupao.

-El escu se ha conectado a las 9.39.

-Además dicen q lo an cogido en u coche.

-No creo que sean ellod

-Ellos iban en el suyo no?

-los an cogido x la mnn eh

-A ver si dan señales

-Iyo hay mucha gente allí.

-Pero 6 notas.

-Y q una tía q folle con 5.

-No es tan normal.

-Aunque haya ml de gente.

-Es que es eso.

-Y encima todos los los móviles apagados.

-Tss.

-Iyo son ellos tío.

-Q no hombre.

-Vamos a pensas de q se am puesto to ciego se an qedado sin batería y que están x ai tirados....

-Oyó son las 7 de la tarde.

-Y ninguno con movil.

-Y que no hay señales

-Pufff

-Estoy preocupado tí.

-Estamos todos cagado tío.

-Yo a buscado hasta si hay cargados en el ave.

-Xa el escu supuestamente venía hoy paca.

-Ts

-Aquí estamos hablado el (nombre) y yo de eso.

-Esq ya es para preocuparse

-Son casi las 10.

-Iyo es q todo encaja.

-Con sus muerto.

-Me acaba de decir el (nombre) que los notas son de sevilla.

-Q lo sabe por un amigo suyo de los biris q han hablado con indar gorris.

-Pero q los nombres aun no se sabes.

-Valla pasada.

-Son ellos tio.

-Valla pitote.

-Sin noticia no?

-0

-Q pasada tío

Solo hay grabados 96 segundos de los 19 minutos que estuvieron en el portal

Una de las claves del juicio, y que ayudarán a dirimir si hubo o no consentimiento por parte de la víctima, está en los vídeos grabados. Son seis: cinco tomados desde el móvil de A.M.G. y que duran, respectivamente, 6 segundos, 22 segundos, 10 segundos, 14 segundos y 39 segundos, y un sexto grabado desde otro teléfono y de corta duración. En total quedan reflejados 96 segundos del total de 19 minutos que transcurrieron desde que los miembros de «La Manada», y la joven, entrasen en el portal a las 03.08 horas, y el momento en el que lo abandonaron, a las 03.27 horas.

«¿Quién nos creemos que somos?»: la defensa de Pampliega a la víctima de «La Manada»

Elisa López Aguado

El periodista español, secuestrado durante diez meses por Al Qaida, publica una dura cadena de mensajes para denunciar el acoso social al que se está sometiendo a la joven víctima de una violación grupal en los Sanfermines del 2016

La sociedad juzga y comparte en voz alta su opinión sobre cualquier asunto desde que el mundo es mundo. Se trata de uno de los derechos fundamentales más preciados: la libertad de expresión. Sin embargo, las consecuencias de un juicio emitido en el Ágora de la Antigua Grecia no son las mismas que las de un mensaje en una botella o de un mensaje gritado en una taberna a rebosar.

¿Y qué sucede cuando ese «bar donde los parroquianos pueden escupir cualquier tipo de exabrupto» es Twitter y la audiencia son millones de personas en lugar de veinte? Antonio Pampliega, uno de los tres periodistas que estuvieron diez meses secuestrados por Al Qaida en Siria, ha denunciado en Twitter con esas palabras los peligros de hablar y cuestionar cualquier asunto.

Seguir leyendo

Comentarios

Las dos decisiones más polémicas del tribunal que juzga a «La Manada»