¿Y qué pasa si el día de las elecciones Puigdemont aterriza en el Prat para que le pongan las esposas?

Ninguna candidatura se atreve a descartar esta posibilidad que adquiere fuerza con el paso de los días


Madrid | La Voz

Nadie descarta que Carles Puigdemont se presente el 21 de diciembre en el aeropuerto del Prat de Barcelona con intención de votar y que le pongan las esposas. En los foros internos de los partidos, tanto en los constitucionalistas como en los independentistas, consideran que esta posibilidad es real. Si finalmente va a acabar detenido, ¿qué mejor manera de hacerlo que dándole un puñado de votos a tu lista con algo de victimismo?

La opción de que el expresidente catalán huido en Bruselas regrese el mismo día en el que se celebran las elecciones autonómicas genera cierta ansiedad en ERC. Los republicanos son conscientes de que serían los principales perjudicados, ya que a estas alturas del partido, con un escenario tan polarizado, el trasvase de votos tan solo puede darse entre opciones que forman parte del mismo frente.

Esta posibilidad de que uno de los candidatos acabe detenido el día de las elecciones, apuntada la pasada semana por un dirigente del PP catalán, refleja la gran excepcionalidad de estos comicios, en los que además de un candidato huido de la Justicia española, otro se encuentra en prisión preventiva.

En Ciudadanos tampoco la descartan, ya que consideran que encajaría a la perfección con la estrategia de victimismo seguida hasta ahora por los secesionistas, aunque intentan restarle importancia vaticinando que no repercutirá notablemente en los resultados de las urnas.«Puede que les haga subir un escaño, pero yo no lo haría», apunta una fuente de la dirección del partido.

Puigdemont plantea una candidatura personalista y sin perfil ideológico

c. r.

El programa de Junts per Catalunya se limita a la independencia y asigna al PDECat el papel de comparsa

Junts per Catalunya, la candidatura que encabeza Carles Puigdemont y en la que está integrado el PDECat, se plantea las elecciones 21D como un duelo entre Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. Propone unas elecciones en clave plebiscitaria, en las que la disyuntiva sea entre la «democracia o el 155» o entre el presidente del Gobierno y el destituido presidente de la Generalitat (días atrás retó a Rajoy a un debate en Bruselas). «Las elecciones expresarán con mucha claridad que la sociedad catalana está con la democracia y no con el 155, cerca del presidente catalán y no de Mariano Rajoy», resumió ayer la directora de la campaña de Junts per Catalunya, Elsa Artadi.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

¿Y qué pasa si el día de las elecciones Puigdemont aterriza en el Prat para que le pongan las esposas?