La pegada de carteles se cuela en el negocio de la madre de Albert Rivera

Ciudadanos denunciará la acción al considerar que se trata de «un ataque por motivos ideológicos con el que tratan de señalar a los no independentistas»


Madrid | La Voz

La pegada de carteles de esta medianoche con la que ha quedado inaugurada la campaña ha sido malinterpretada por algunos independentistas de la localidad de Granollers, que se han dirigido al comercio que la madre de Albert Rivera tiene en esta localidad para pegar en su verja dos pancartas en las que se exige la libertad de los «presos políticos».

Este pequeño negocio del líder de Ciudadanos ha sido víctima de innumerables boicots a lo largo de los últimos años. Según informan fuentes del partido, denunciarán el ataque ante la policía«porque es un ataque por motivos ideológicos, intolerable, vergonzoso y antidemocrático, que trata de amedrentar y señalar a quien no comulga con el nacionalismo excluyente y a sus familias».

Este mismo martes, Granollers acogerá un acto de campaña en el que participarán el propio Albert Rivera y la candidata de Ciudadanos a la Generalitat, Inés Arrimadas, a la que la última encuesta del CIS sitúa como una de las opciones favoritas de los catalanes.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La pegada de carteles se cuela en el negocio de la madre de Albert Rivera