Trump confirma su intención de trasladar su embajada en Israel a Jerusalén

Polémica decisión: tanto israelíes como palestinos reivindican la ciudad como la capital de su Estado. El posicionamiento de EE.UU. complicaría la paz en Oriente Próximo


Rumores confirmados: Trump está dispuesto a trasladar la embajada norteamericana en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, complicando el proceso de paz en Oriente Próximo, la seguridad y la estabilidad tanto en la región como en el mundo. El presidente estadounidense comunicó el movimiento este martes, vía telefónica, a su homólogo palestino Mahmud Abás, al rey Abdalá II de Jordania y al rey Salman de Arabia Saudí, corroborando la información que llevan adelantando días los medios de su país y que, posiblemente, el mandatario anuncie oficialmente este miércoles.

La decisión ha desatado una una oleada de reacciones internacionales que advierten de los peligros del traslado. El fin de semana, Abás se puso en contacto telefónico con los líderes de Egipto, Jordania, Catar y Francia después de que fuentes en Washington revelasen que Trump estaba sopesando reconocer Jerusalén como capital de Israel. Este paso no solo rompería el consenso internacional, sino también la posición histórica de EE.UU. de mantener el statu quo en la ciudad hasta que israelíes y palestinos acuerden la paz.

Jerusalén Este, que los palestinos reclaman como capital de su futuro Estado, está ocupada por Israel desde la Guerra de los Seis Días, en 1967, y fue anexionada en 1980 en una decisión unilateral israelí que no reconoció la comunidad internacional. Hoy, ningún país tiene su embajada en Jerusalén -todas se ubican en el área metropolitana de Tel Avivy- y el traslado de la sede diplomática estadounidense se entendería como el reconocimiento de la soberanía israelí sobre toda la ciudad, incluida la parte ocupada.

Decisión «peligrosa»

Durante su conversación, el rey de Jordania advirtió a Trump del «peligro de tomar cualquier decisión fuera del marco de una solución global que garantice el establecimiento de un Estado palestino con Jerusalén Este como capital». Esta decisión, considera Abdalá II, «tendrá reflejos peligrosos sobre la seguridad y la estabilidad de Oriente Medio y debilitará los esfuerzos de la Administración estadounidense para reavivar el proceso de paz» entre palestinos e israelíes. También Abás alertó al norteamericano sobre «las peligrosas consecuencias que una decisión así tendría para el proceso de paz» y desde la presidencia de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) avisaron de que insistirán en sus contactos con líderes mundiales para «evitar esa acción inaceptable». «No podemos aceptar el traslado de la embajada», valoró el portavoz Nabil Abu Rudeina tras la llamada de Trump.

La misma posición adoptó el rey Salman de Arabia Saudí, quien durante la charla telefónica con el presidente de EE.UU. insistió en las tensiones que sus planes generarán en la zona, reiteró su apoyo al pueblo palestino y a sus derechos históricos, y expresó su temor por el «paso peligroso» que Trump está a punto de dar y que, en su opinión, podría «avivar las pasiones de los musulmanes de todo el mundo».

Inquietud en Marruecos

Firme fue, asimismo, el rey Mohamed VI de Marruecos al respecto, quien a través de una carta enviada a Donald Trump, hizo pública su «profunda preocupación personal y la extrema inquietud de los Estados y pueblos árabes y musulmanes ante las noticias recurrentes sobre la intención de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y de trasladar a ella la Embajada de EE.UU.».

El soberano de Marruecos firmó su misiva en calidad de presidente del Comité Al Qods, creado por la Organización de Cooperación Islámica (que engloba a 57 países) para defender el carácter árabe y musulmán de la ciudad santa. Mohamed VI agregó que, ahora que existe la voluntad de la parte palestina y de la israelí para reabrir el proceso de paz, el cambio del estatuto político y jurídico de Jerusalén tendrá un impacto negativo sobre los esfuerzos para hallar una solución definitiva al conflicto -Washington es uno de los patrocinadores principales del proceso de paz y goza de la confianza de todas las partes-.

El rey de Marruecos advirtió, además, de que Oriente Medio vive «crisis profundas, tensiones continúas y diversos riesgos, algo que requiere evitar todo lo que pueda provocar sentimientos de injusticia y de decepción que alimentan el extremismo y el terrorismo».

Reunión urgente de la Liga Árabe

El ministro de Asuntos Exteriores jordano, Ayman Safadi, avanzó este martes que su país convocará una reunión de emergencia de la Liga Árabe el próximo sábado para abordar la posible decisión del presidente de EE.UU. La agencia de noticias estatal, Petra, añadió que también se llevará a cabo un encuentro urgente de los ministros de Exteriores de los países de la Organización de Cooperación Islámica.

Este mismo martes, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció que Turquía convocará una cumbre de la OCI en Estambul si Washington reconoce a Jerusalén como capital israelí.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Trump confirma su intención de trasladar su embajada en Israel a Jerusalén