Premio a la luz en «las horas más oscuras de Venezuela»

Opositores del régimen de Maduro recibieron ayer el Sajarov a la libertad de conciencia en Estrasburgo


redacción / la voz

La ceremonia no estuvo exenta de polémica. Nada nuevo bajo el sol si se tiene en cuenta que el Premio Sajarov a la libertad de conciencia este año iba a parar a manos de la oposición de Venezuela. Estrasburgo se llenó ayer de familiares de presos políticos del régimen de Maduro y de venezolanos exiliados. Pero también de europarlamentarios, como los representantes de Izquierda Unida, que decidieron salir del hemiciclo para boicotear el galardón que recogieron, entre otros, el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, despojada del poder, Julio Borges; el exalcalde de Caracas exiliado Antonio Ledezma y el padre del opositor Leopoldo López, ahora bajo arresto domiciliario.

La máxima distinción que otorga la Unión Europea a aquellos que defienden los derechos humanos fue recibida como un soplo de aire fresco por Borges y compañía, pero esperan que la conmemoración no se quede en un gesto simbólico. Por eso, instaron a las autoridades europeas a que, «en estas horas, las más oscuras de Venezuela», envíen observadores electorales que velen por la legalidad en los comicios presidenciales del 2018. «Queremos que Venezuela recupere su libertad», sintetizó Ledezma. Borges, por su parte, aprovechó para señalar que el premio es «un reconocimiento a la madre que se priva de alimentos para salvar a sus hijos y al niño que hurga en la basura para saciar el hambre».

Pese a que en la tribuna del Parlamento Europeo todo fue miel sobre hojuelas, lo cierto es que la oposición había dejado patente su falta de consenso -una vez más- horas antes, al discrepar Ledezma y Borges sobre el destinatario de los 50.000 euros del premio. Dotación que finalmente se utilizará para cuidar las tumbas de los opositores caídos en protestas.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Premio a la luz en «las horas más oscuras de Venezuela»