La poesía machista de una asociación de jueces sobre Irene Montero

Indignación en las filas de Podemos por unos versos que se refieren a la diputada como «expareja del "coleta"»:  «Ya no está en el candelero / por una inquieta bragueta / va con Tania al gallinero»


«Cuentan que en España un rey / de apetitos inconstantes / cuyo capricho era ley / enviaba a sus amantes / a ser de un convento grey / Hoy los tiempos han cambiado / y el amado timonel / en cuanto las ha dejado / no van a un convento cruel / sino a un escaño elevado / La diputada Montero / expareja del "coleta" / ya no está en el candelero / por una inquieta bragueta / Va con Tania al gallinero».

Pertenecen estos versos al último número de la revista de la asociación de jueces Francisco de Vitoria, un colectivo serio que representa a más de 800 magistrados españoles y que inexplicablemente se ha hecho eco en su publicación más reciente de un ofensivo poema, de corte machista, titulado De Monjas a Diputadas e ilustrado por una fotografía de Irene Montero. Está firmado bajo el seudónimo El Guardabosques de Valsain, uno de los jueces asociados del que el boletín ya se ha apresurado a desmarcarse.

Las reacciones, de ambas partes, no se han hecho esperar. Desde las filas de la formación de Pablo Iglesias, la indignación, hecha pública en las redes por Echenique primero y por la propia Montero después, es más que evidente. «Atentos al "poema" asqueroso que publica la asociación de jueces Francisco de Vitoria en su revista. Aunque pidan perdón, que deberían, como para no recelar después sobre qué tipo de neandertales puede poner el sistema a juzgar a los asesinos machistas en nuestro país», publicó el secretario general de Podemos.

«Un juez en ejercicio ha escrito esto. Agradezco el twit de la asociación judicial que lo publica, pero no basta. Inquieta pensar que este juez escondido tras un pseudónimo juzgue a diario pensando así de las mujeres», valoró Montero.

Se refiere la diputada a la respuesta de la asociación de jueces a las controvertidas líneas, en la que se desmarcan, también a través de Twitter, del contenido del poema, publicado, dicen, por uno de sus asociados. «Lamentamos si alguna persona se ha podido sentir ofendida por su contenido».

Completan las disculpas con un comunicado oficial en el que «expresan públicamente su rechazo al poema», que, consideran, «nunca debió publicarse por ser objetivamente atentatorio contra la igualdad de género». Asumen un «grave error de control previo» en la edición que, aseguran, «no volverá a repetirse»; expresan su repulsa a «cualquier expresión sexista y atentatoria contra la dignidad de las mujeres»; y lamentan el daño que la publicación haya podido causar a quienes la hayan leído y, especialmente, a Montero y a Tania Sánchez «como legítimas representantes de sus electores y, sobre todo, como mujeres».

Comentarios

La poesía machista de una asociación de jueces sobre Irene Montero