Competencia acusa a las grandes eléctricas de inflar la factura de la luz

Investiga a Endesa y a Gas Natural Fenosa por disparar los precios el pasado enero


redacción / la voz

Once meses ha tardado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en decidir si investigaba o no a fondo lo ocurrido en enero pasado con los precios de la electricidad en el mercado diario, lo que provocó un incremento del recibo de la luz de un 28 %. Lo acaba de hacer. Y el veredicto es que sí, que abre un expediente para averiguar si la histórica escalada fue provocada por Gas Natural Fenosa y Endesa, en concreto. Porque, señala la regulador, durante estos meses de pesquisas ha hallado indicios de que ambas compañías pudieron manipular con premeditación el mercado de generación para alterar al alza los precios de la energía y, por tanto, encarecer la factura de la luz. Con el objetivo último de aumentar sus ingresos.

¿Cómo lo hicieron supuestamente? Competencia explica que en enero las centrales de ciclo combinado (funcionan con gas natural) de Sagunto (Valencia), San Roque (Cádiz), Málaga, puerto de Barcelona y la también barcelonesa de Besós ofertaron su electricidad a precios tan elevados que quedaron fuera del mercado en el que cada día se compra y se vende la energía para atender la demanda nacional. Pero si esas transacciones principales no bastan para cubrir el consumo previsto, se recurre al llamado mercado de restricciones, en el que se completan las operaciones de adquisición de megavatios hora hasta garantizar la seguridad del suministro eléctrico. Y durante ese período analizado, el regulador comprobó que esas cinco centrales -todas de Gas Natural Fenosa y la de Besós, coparticipada por Endesa- habían quedado fuera del mercado principal, pero entraron finalmente en el de restricciones y a los precios elevados que ofertaban. Simplemente, porque su electricidad era necesaria para atender la demanda. Y todo esto lo habrían hecho a propósito, para «obtener así mayores ingresos», explica Competencia. Todas estas supuestas maniobras, además, pudieron haber alterado los precios finales de la electricidad en el mercado y, en consecuencia, también la factura que abonan los consumidores, pues en torno a un tercio del recibo depende de lo que ocurra durante esas transacciones.

Tras la anormal escalada de precios en enero, el regulador requirió en febrero información a Endesa y a Gas Natural Fenosa sobre sus contratos de aprovisionamiento de gas natural, los de suministro a centrales de ciclo combinado y a otros clientes; también las operaciones de compra y venta dentro del sistema gasista, las previsiones de consumo y las desviaciones entre esas estimaciones y consumo real entre octubre del 2016 y enero pasado. Tras analizar los datos suministrados por las compañías, Competencia decidió actuar. Fuentes del regulador explicaron que durante estos meses en busca de indicios que justificasen la apertura de un expediente de investigación incluso viajaron a otros países europeos donde se fraguan las operaciones internacionales de compra venta del gas natural para comprobar si los altos precios que ofertaban esas centrales en enero coincidían con los de mercado. Por la decisión de incoar el expediente, parece que no cuadran.

Iberdrola, en el 2013

Gas Natural Fenosa y Endesa conforman ahora el trío de grandes eléctricas sospechosas de manipular el precio de la luz. Competencia ya multó a Iberdrola con 25 millones de euros por hacer lo propio a finales del 2013 usando para ello sus centrales hidráulicas, entre ellas, las gallegas del río Sil. Incluso la Fiscalía Anticorrupción denunció a la compañía ante la Audiencia Nacional por ese mismo caso, ya por la vía penal, que está en curso.

La escalada de precios eléctricos en enero pasado provocó también la intervención de la Fiscalía de lo Civil del Tribunal Supremo, que anunció una investigación sobre la que todavía no se ha sabido nada.

La compañía de Isidro Fainé insta a que se reforme el mercado

Las compañías sospechosas de manipular los precios de la luz niegan la mayor y anuncian que presentarán alegaciones al expediente abierto por Competencia.

Gas Natural Fenosa aclara que el regulador la acusa de asignar un precio para las ofertas de las centrales superior a sus costes marginales, y «esto equivale a pedirle a una empresa que oferte exclusivamente al precio de su coste variable de producción». Añade que las «ofertas cuestionadas por la CNMC se realizan para poder cubrir los costes fijos de las centrales, como impuestos, salarios, amortizaciones o costes financieros, con el objetivo de obtener un beneficio razonable por la actividad que se realiza, en un mercado liberalizado». Gas Natural Fenosa insta a Competencia a que «investigue el mal funcionamiento del mercado eléctrico, el cual se ha convertido en tremendamente volátil debido a las sucesivas decisiones de regulación y política energética».

Endesa, perjudicada por el alza

Endesa, por su parte, rebate a la CNMC al explicar que no hay ofertas en el mercado diferentes por central, sino que efectúa una conjunta para las de la misma tecnología, en este caso, los ciclos combinados. Y lo hace a partir del precio referenciado al mercado mayorista de gas ibérico (Mibgas). También recuerda que su cuenta de resultados se resiente si el coste de la energía se dispara, pues Endesa no produce la electricidad suficiente para vendérsela a sus clientes y tiene que recurrir al mercado para adquirirla.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Competencia acusa a las grandes eléctricas de inflar la factura de la luz