Estos son los países que empezarán a pagar impuestos el próximo lunes

El tipo será de solo el 5 % y muchos servicios quedarán exentos


Dubái / e. la voz

El 1 de enero del 2018, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos introducirán el IVA por primera vez en su historia, según un acuerdo al que han llegado los países del golfo pérsico. Aunque el tipo del impuesto será por ahora de solo un 5 % -en España, el general está en el 21 %, tras subir cinco puntos durante la crisis-, y únicamente afectará a determinados productos y servicios, se trata de un cambio radical en la política fiscal de la zona. Especialmente en los Emiratos, que en los últimos años se han convertido en una gran central de compras para locales y extranjeros gracias a su laxa fiscalidad.

Hasta la fecha, el país se financiaba gracias a los beneficios del petróleo, que también distribuía entre la población local, que apenas supone un 13 % de los habitantes totales. Sin embargo, la bajada de los precios del crudo y la creciente inestabilidad en la zona han obligado a revisar la política económica.

La educación, la salud, el transporte público y el aéreo, los visados y los salarios seguirán sin soportar ningún tipo de impuesto. Por el contrario, la gasolina, el ocio y algunas facturas de servicios se verán incrementadas en los próximos días. Ya en octubre se introdujo un gravamen sobre las bebidas energéticas y carbonatadas, que han duplicado su precio. «Yo antes me compraba una Coca-Cola por siete dírhams [1,6 euros al cambio], y ahora me cuesta trece [casi 3 euros]», cuenta una española en Dubái. Lo mismo ocurre con el tabaco. 

Sin contrapartidas

Algunos expatriados son reacios a la aplicación del IVA, no por la subida de precios, sino porque creen que no habrá contrapartidas. «A mí no me importa pagar impuestos, igual que lo hago en mi país, si disfruto una sanidad o una educación públicas, pero al final aquí todos esos servicios son privados y no hay ayudas sociales», explica un español que vive en el país. Los colegios internacionales, a los que acuden la mayoría de los hijos de extranjeros, pueden costar 30.000 euros al año.

Las autoridades esperan que la introducción del IVA genere unos ingresos de cerca de 2.500 millones de euros el primer año, llegando a los 4.500 millones en el 2019. Según el Gobierno, los contribuyentes tardarán un tiempo en ver los frutos del esfuerzo fiscal, pero esperan que en dos o tres años la reinversión de estos ingresos ayude a mejorar las infraestructuras y dé un empujón a la economía del país. Además, el ministro de Economía anunció que hay otros impuestos en estudio, por ejemplo a los vehículos de lujo, para fomentar el uso del transporte público.

Otros países del Golfo, como Catar, Omán, Baréin y Kuwait, no han acordado aún una fecha para aplicar el IVA, pero se espera que lo hagan próximamente, siguiendo el acuerdo con sus vecinos.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Estos son los países que empezarán a pagar impuestos el próximo lunes