Rajoy convocará la sesión constitutiva del Parlamento catalán para el 17 de enero

El presidente considera «absurdo» que Puigdemont pretende ser investo de forma telemática. «Imagínense ustedes que yo estuviera ubicado en Lisboa. Ya no es un tema jurídico, es un asunto de sentido común», apunta Rajoy


Madrid

Rajoy avanzó este viernes que convocará la sesión constitutiva del Parlamento catalán para el próximo 17 enero. El presidente del Gobierno realizó un balance del año tras el último Consejo de ministros del 2017. Lo resumió como «difícil», pero prefirió quedarse con el lado bueno, en donde ensalzó «la consolidación económica» gracias al impulso de «cuatro motores»: la inversión, el consumo, las exportaciones y la construcción, cuatro aspectos que cotizan al alza y que están favoreciendo que el crecimiento económico sea «equilibrado». Rajoy considera además que esta mejoría «se nota cada vez más en la vida de los ciudadanos, el objetivo principal de nuestra acción política».

Como ya había avanzado su gabinete en fechas anteriores, España cerrará el 2017 con un crecimiento del PIB sobre el 3,1%, y el presidente del Gobierno renovó una vez más su compromiso de «seguir trabajando para alcanzar los 20 millones de empleos» con los que confía cerrar el siguiente ejercicio. Pero tampoco son todas buenas noticias, y el titular de La Moncloa teme que las cosas se puedan torcer por culpa del desafío secesionista: «La única sombra que se cierne sobre nuestra economía, que ha llevado a revisar a la baja las perspectivas de crecimiento». 

Para evitar que se sigan torciendo las cosas, Rajoy insistió en ofrecer al futuro gobierno autonómico «un diálogo constructivo, abierto y realista», siempre y cuando este se someta a la legalidad. «No caben más apelaciones a la ruptura. Espero que cuanto antes podamos contar con un Gobierno en Cataluña capaz de dialogar y entenderse con todos los catalanes, y no con una mitad», confió, justo antes de mostrar sus esperanzas de que el nuevo ejecutivo catalán se dedique «a revertir los graves deterioros económicos de estos meses». 

En caso de que un candidato a presidente de la Generalitat decida someterse a la investidura, la sesión se celebrará dentro de un plazo de los diez días hábiles siguientes a ese 17 de enero. Fuentes del Gobierno informan que representantes del Ejecutivo han propuesto la fecha a todas las fuerzas con representación en el Parlament, salvo la CUP. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría fue la encargada de trasladárselo a Joan Tardá  y Carles Campuzano, portavoces parlamentarios de ERC y el PdeCAT, respectivamente. También habló directamente con la republicana Marta Rovira. 

La que parece descartada para someterse a ese proceso de investidura es la candidata de Ciudadanos Inés Arrimadas. El presidente del Gobierno confirmó que en su reunión de ayer con Albert Rivera no trataron esta posibilidad: «No hablé de lo que tenía que hacer su partido», y recordó que él mismo se vio en una situación muy similar tras las elecciones del verano del 2016. «Cuando vi que no había nadie que me apoyara consideré que no estaba en condiciones».

En su balance del año, Rajoy no quiso olvidarse de «volver a agradecer a todos los grupos políticos que nos han apoyado: PP, PSOE y Ciudadanos», a la hora de vencer el desafío soberanista. El jefe del Ejecutivo admite que con la debilidad parlamentaria sobre la que está sostenido su Gobierno, el diálogo con otras fuerzas políticas ha sido fundamental. «Hemos dedicado muchas horas de diálogo y negociación», y confía en que fruto de este diálogo pueda sacar adelante los Presupuestos generales del Estado del 2018 «lo antes posible». 

El que sí apunta a dar el paso adelante con la investidura es Carles Puigdemont, aunque de forma telemática. «Es absurdo pretender ser presidente de una comunidad viviendo en el extranjero. Imagínense ustedes que yo estuviera ubicado en Lisboa. Ya no es un tema jurídico, es un asunto de sentido común», dijo Rajoy sobre las pretensiones del expresidente fugado en Bruselas

Por último, ante las voces que sitúan a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, como la próxima líder del PP en Cataluña, o los rumores que apuntan al titular de Economía, Luis de Guindos, como próximo dirigente del BCE, el presidente del Gobierno hizo honor a su fama de pausado y dejó claro que por el momento no tiene pensado realizar ninguna remodelación en su gabinete.

Rivera avisa que intentará evitar que Puigdemont o Junqueras presidan el Govern

Efe

El líder de Ciudadanos ha anunciado que su partido va a pelear por tener mayoría en la Mesa del Parlament

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha avanzado hoy que su partido va a pelear por tener mayoría en la Mesa del Parlament y por que no sean presidentes de la Generalitat personas como Oriol Junqueras o Carles Puigdemont, imputados por «delitos tan graves» como malversación, sedición o rebelión.

En rueda de prensa en el Congreso, Rivera ha lamentado que el «hundimiento del bipartidismo» del PP y el PSOE, así como una «maldita» ley electoral, impida que Ciudadanos pueda sumar para formar Gobierno, pero ha defendido que al menos debe tener una representación en la Mesa del Parlament acorde con su victoria en las elecciones del 21D.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Rajoy convocará la sesión constitutiva del Parlamento catalán para el 17 de enero