La «drag queen» se baja de la cabalgata de Reyes de Vallecas

Los responsables de la carroza que enfrentó a los partidos políticos se echan atrás pero prometen que habrá «atuendos sorpresa»

Cartel de la asociación Orgullo Vallekano
Cartel de la asociación Orgullo Vallekano

redacción / la voz

Ni serán sustituidos Melchor, Gaspar y Baltasar, ni habrá una drag queen ataviada con traje de cabaret y tacones altos, como insinuaron algunos. Orgullo Vallekano, una de las plataformas precursoras de la carroza inclusiva de la cabalgata de Reyes de Puente de Vallecas, aseguró que finalmente no contarán con ninguna drag, pero sí que en su carroza participarán tres artistas con «atuendo sorpresa»: La Prohibida, Roma Calderón y Dnoe Lamiss. Al parecer, irán vestidas de animales de peluche.

Según ha informado a Europa Press un portavoz, al estar la cabalgata orientada al público infantil no habrá ningún estilismo fuera de lugar. En este sentido, ha indicado que el objetivo de la carroza es fomentar la inclusión de personas LGTBI, pero que serán respetuosos con las tradiciones.

«Desnaturalizar la Navidad»

Pese a que La Prohibida, la aludida por la polémica, aseguró que su espectáculo está pensado para los más pequeños, la portavoz municipal de Ciudadanos, Begoña Villacís, criticó su presencia y defendió que «una cabalgata de Reyes ha de ser simplemente lo que los niños esperan que sea, una cabalgata de Reyes». El PP elevó el tono y vio «un intento de Carmena por desnaturalizar la Navidad».

El colectivo Orgullo Vallekano, promotor de la carroza, reconoció el carácter reivindicativo, pero defendió que no entiende que el Partido Popular, que sacó a Bob Esponja en su última cabalgata, hable de desnaturalizar estas fiestas.

El concejal de Ahora Madrid y presidente del distrito de Puente de Vallecas, Paco Pérez, aseguró que se trata de hacer gestos para la «normalización» de los derechos LGTBI y la expresión de «diversidad» de los derechos de este colectivo, pero que «la organización tiene especial cuidado con las tradiciones y con los sentimientos infantiles».

La diputada socialista en la Asamblea de Madrid Carla Antonelli indicó que una drag queen podría suponer «una representación más de la diversidad madrileña» y «ayudaría a visibilizar a los niños trans».

Desde la plataforma vallecana impulsora de la iniciativa habían asegurado ayer por la mañana que los Reyes Magos estarían representados por una mujer blanca, otra negra y una drag queen que representarían a un barrio «multirracial, mestizo, inclusivo y trabajador». «Hay machismo y transfobia y la gente debería preguntarse por qué molesta tanto que tres mujeres sean las reinas magas en un barrio multirracial», insistían a primera hora. Recordaban el hecho de que tres mujeres representaran a los Reyes en San Blas. Este año la polémica ha cambiado los tacones por los peluches.

Comentarios

La «drag queen» se baja de la cabalgata de Reyes de Vallecas