El pufo de Hacienda con 6.000 asturianos

Los contribuyentes que aún no hayan cobrado la declaración de la renta recibirán intereses de demora desde el 1 de enero

Cristóbal Montoro
Cristóbal Montoro

Redacción

Hacienda somos todos, aunque no siempre lo parezca. Como suele ser habitual, la Agencia Tributaria no ha cumplido su obligación con todos los contribuyentes del Principado y, al no haber devuelto el importe solicitado por cada uno de ellos en la declaración de la renta, ahora tendrá que abonar intereses de demora. Según el balance al cierre del año publicado por el ministerio, de los 370.163 reintegros solicitados en Asturias, el fisco había atendido, hasta el pasado viernes 29 de diciembre, 364.186, el 98,39% del total. Es decir, todavía no ha abonado la cantidad solicitada por 5.977 asturianos.

El número de contribuyentes del Principado pendiente de cobro es elevado, pero porcentualmente es el más bajo de España. La media abonada en España es del 96,90%, un punto y medio menos que en Asturias. Con todo, Hacienda debe 9,83 millones a los contribuyentes de la región. De ellos, 7,07 millones pertenecen a la delegación del fisco en Oviedo y 2,75 millones a la de Gijón, pero a esas cantidades hay que sumar los intereses. ¿A cuánto asciende la penalización? El fisco debe pagar lo que debe incrementado con el interés de demora, que está fijado en el 3,75%.

La Agencia Tributaria ha devuelto a cierre del año 2017 algo más de 269 millones de euros a 364.186 contribuyentes de la campaña de la renta de 2016 en Asturias, cifras inferiores a las registradas el pasado año en las delegaciones de Hacienda de Oviedo y Gijón.

Datos nacionales

Según informa el Ministerio de Hacienda y Función Pública, al término del año se habían devuelto en todo el país 9.300 millones de euros a 13,6 millones de contribuyentes de la campaña de la renta de 2016, cifras inferiores a las del año anterior, con Cantabria, Madrid y Cataluña como las comunidades en las que se han registrado mayores descensos. A fecha de 29 de diciembre casi el 97 % de las devoluciones y algo más del 93% de los importes solicitados ya habían sido abonados.

Mientras que en la campaña de 2015 ya se habían pagado en esta época unas 14,1 millones de declaraciones, ahora la cifra se reduce a poco más de 13,6 millones, un 3,42% menos. Descenso que también se produce en el caso de los importes satisfechos, que el año anterior superaban los 10.207 millones de euros y que ahora se cifran en 9.319 millones, lo que equivale a una caída del 8,7%.

La reducción en los importes devueltos es más significativa en el caso de Cantabria, porque se sitúa en el 14,31%, así como en Madrid (del 12,5%) y Cataluña (del 11,66%). Por comunidades, hay una bajada generalizada tanto en declaraciones pagadas como en importes devueltos. El número de declaraciones pagadas sólo aumentó en Andalucía y lo hizo el 0,14%, aunque ese incremento no tuvo correspondencia en las cantidades abonadas, que mermaron el 3,26 %.

Respecto a los importes, únicamente repuntaron en Navarra, donde, pese a que se pagaron el 4,82 % menos de declaraciones que hace un año, la cantidad devuelta fue el 3,96 % superior a entonces. Navarra y el País Vasco gestionan los impuestos mediante sus haciendas forales, de manera que las declaraciones presentadas a través de la Agencia Tributaria son muy pocas.

Declaraciones por internet

Respecto a la presentación de las declaraciones, las presentadas por Internet alcanzaron el 88% del total, con 17.355.000 declaraciones presentadas por esta vía, aumentando un 31% las presentadas a través del sistema de navegación Renta Web (un total de 15.813.259 declaraciones).

En los dos primeros meses de esta última campaña se han presentado un 43% más de declaraciones que hace seis años y se han incrementado las devoluciones un 35%. Ya más de la mitad de las declaraciones previstas se presentaron en esos dos primeros meses de campaña.

Resultados diferentes a las previsiones

Pese a la caída que se ha producido esta última campaña en las solicitudes de devolución, tanto en número (-3,9%) como en importe (-8,8%), las devoluciones efectivamente realizadas a los contribuyentes hasta la fecha están descendiendo en menor medida (-3,4% en número y -8,7% en importe). El descenso en las solicitudes de devolución tiene como contrapartida un sensible incremento en las declaraciones a ingresar.

Hacienda justifica la evolución de las declaraciones a ingresar y a devolver, distinta a las previsiones proyectadas, en una evolución más positiva de la prevista en el sector inmobiliario, tanto en relación con ganancias patrimoniales, como en lo referente a arrendamiento y, por otro, a un mantenimiento en 2016 del efecto de la reforma fiscal, que ha permitido que más contribuyentes no tengan que hacer la declaración.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El pufo de Hacienda con 6.000 asturianos