Guinea Ecuatorial afirma haber abortado otro golpe de Estado

El Gobierno afirma que los «mercenarios» fueron contratados «por ecuatoguineanos militantes de ciertos grupos políticos de la oposición radical (...) con el beneplácito de algunas potencias»

Teodoro Obiang, en una imagen de archivo
Teodoro Obiang, en una imagen de archivo

Nairobi

El ministro de Seguridad de Guinea Ecuatorial ha anunciado hoy que su Gobierno ha abortado un «golpe de Estado» estas Navidades de un «grupo de mercenarios». En un mensaje leído en la radio nacional, Nicolás Obama Nchama ha explicado que activaron de inmediato una operación con los servicios de seguridad de Camerún y aseguró que los «mercenarios» habían sido «contratados por ecuatoguineanos militantes de ciertos grupos políticos de la oposición radical (...) con el beneplácito de algunas potencias».

Por otra parte, medios locales informan hoy que el general chadiano Mahamat Kodo Bani, que fue general del Ejército de Chad entre 1990 y 2005, sería el responsable de haber orquestado un supuesto golpe de Estado en Guinea Ecuatorial, junto al sargento ecuatoguineano Abassolo, según informó hoy la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (Asodegue). El pasado lunes, las autoridades ecuatoguineanas presentaron a un grupo de supuestos «mercenarios» de origen chadiano, camerunés y centroafricano, a quienes acusaron de estar implicados en el intento de golpe, junto a ciudadanos ecuatoguineanos a los que consideran «cómplices».

El supuesto golpe o intento de «desestabilización» fue abortado en Kye-Ossi, en la frontera con Camerún, por las fuerzas de seguridad de Guinea Ecuatorial. Según la versión de la Policía de Camerún, el general chadiano Mahamat Kodo Bani fue detenido con una «importante cantidad de dinero» el pasado viernes.

Por su parte, el partido opositor CI, quien ha denunciado desde el pasado jueves la detención de cientos de militantes de su formación y el uso de la tortura por parte de las fuerzas de seguridad de Guinea Ecuatorial, alertó hoy de que cinco de sus militantes están en estado crítico.

En un comunicado, el CI dijo que, tras ser torturados, se teme por la vida del presidente de la Comisión de Garantía del partido, Pergentino Miguel Edú; la concejal por CI en el Ayuntamiento de Malabo, Elvira Behebá Sité; el director adjunto del Departamento de Informática y Nuevas Tecnologías, Enrique Nvo Okennve; y los militantes Daniel Osa Nsue y Pastor Ncogo Ondo.

CI denunció la retención en la sede del partido en Malabo de unos 45 militantes y en la de Bata, segunda ciudad del país, de otros 50, que según Nsé Obiang habrían acudido a la sede del partido porque estaban siendo asaltados y detenidos por la Policía en sus casas.

En los comicios legislativos de noviembre, la oposición sólo consiguió un escaño de los 100 de la Cámara de Diputados, mientras que los 99 restantes fueron para el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), de Obiang Nguema, que lleva en el poder desde 1979. 

Comentarios

Guinea Ecuatorial afirma haber abortado otro golpe de Estado