Nueve millones de euros al año por desenvolver juguetes

Ryan, un niño de siete años, ocupa con sus vídeos el octavo puesto entre las estrellas mejor pagadas de YouTube


redacción / la voz

Hace poco que aprendió a leer y escribir. No tiene carné de conducir, ni es titular de una tarjeta de crédito, pero ya tiene un trabajo mejor remunerado que el de la mayoría de las personas. A sus siete años, Ryan ganó el año pasado 11 millones de dólares (9 millones de euros) por hacer lo que cualquier niño soñaría: desenvolver juguetes.

Ryan y sus padres son los creadores del canal de YouTube Ryan ToysReview, que ha convertido al niño en el más joven de la lista de estrellas de YouTube mejor pagadas. En ella ocupó el octavo puesto mundial en el 2017, tal como señala la clasificación establecida por la revista Forbes. Su labor consiste en desenvolver nuevos juguetes y ejercer a su manera de «crítico» con la espontaneidad propia de su edad mientras es jaleado por sus padres.

Su canal Ryan ToysReview cuenta con más de diez millones de suscriptores y sus vídeos acumulan miles de millones de visitas. Solo uno de sus clips, en el que extrae juguetes de un huevo sorpresa gigante de Rayo McQueen, acumula 816 millones de reproducciones. De hecho, la palabra «sorpresa» es una de las más repetidas en sus títulos.

Cada uno de sus nuevos vídeos puede alcanzar con facilidad un millón de reproducciones el primer día. En ellos, Ryan revisa juegos de toda clase, pero también realiza experimentos, como hacer un blandiblú gigante; manualidades caseras, como la que consiste en fabricar dispensadores de refrescos o caramelos con cartón; o concursos para adivinar a ciegas los sabores de una conocida marca de helados.

Cada día de Navidad la ceremonia oficial de apertura de regalos también es registrada al detalle por sus padres y publicada en su canal. La última de ellas, la semana pasada, recoge una auténtica lluvia de regalos para Ryan y sus dos hermanas pequeñas en la que se detallan todos los juguetes, con sus marcas y prestaciones, un gran impacto publicitario en sus millones de espectadores infantiles. Al acabar de abrir los paquetes bajo el árbol, los padres le comunican que solo puede quedarse con uno de ellos y el resto se guarda en una bolsa para donación. Él elige el más sencillo.

En el canal no hay una crítica de juguetes al uso ni una comparativa de por qué unos son mejores que otros. Solo la reacción de un niño que participa con inocencia en las diversiones que sus padres organizan para él.

Este boyante ejercicio protagonizado por el pequeño Ryan, del cual se preserva el secreto de su apellido y su lugar de residencia, comenzó cuando este tenía tres años. Sus padres grabaron entonces un vídeo de 15 minutos en el cual el niño construía un tren con bloques y jugaba con él. Pero Ryan empezó a convertirse en espectador de otros niños que tenían canales de juegos y, según relató su madre al portal Tubefilter, hizo a sus padres la gran pregunta: «¿Por qué yo no estoy en YouTube y todos los otros niños sí?». Sus padres decidieron poner remedio enseguida a ese sentimiento de desventaja comprándole juguetes y colgando sus primeros vídeos. Ahora protagoniza incluso grabaciones con estrellas como el jugador de la NBA Kevin Durant.

Ryan está en la lista de estrellas de YouTube por detrás de celebridades como PewDiePie y los hermanos Jake y Logan Paul. El primero en la lista del 2017 fue el británico Daniel Middleton (DanTDM), un jugador de Minecraft que acumula 11.000 millones de visitas y unas ganancias de 13,6 millones de euros.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Nueve millones de euros al año por desenvolver juguetes