Detenido un tercer menor por la muerte de la pareja de octogenarios en Bilbao

Sus educadores reconocen que se mostraban incapaces de controlar sus impulsos en el colegio y que tenían importantes problemas de integración

;
Los menores homicidas de 14 años pasarán un máximo de 5 años internados Además se pueden añadir 3 años más de libertad vigilada
Agencias
Redacción

La Ertzaintza ha detenido a un tercer menor de edad, que se ha entregado en comisaría, por su posible vinculación con el asesinato de una pareja de ancianos en su domicilio en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga, según han informado a Efe fuentes policiales.

Por este crimen fueron arrestados ayer como presuntos autores dos menores de 14 años, que hoy han ingresado en el centro de menores vigilado de Zumarraga (Gipuzkoa), el único «cerrado» del País Vasco, tras prestar declaración ante la Fiscalía de Menores.

El detenido hoy es también menor de edad, aunque tiene 16 años, dos más que los otros dos arrestados.

Los profesores del centro educativo del barrio bilbaíno de Otxarkoaga donde estudiaban los dos chicos de 14 años acusados de asesinar brutalmente a dos octogenarios del mismo barrio reconocen que ambos se mostraban incapaces de controlar sus impulsos y se empleaban con gran violencia en el colegio, según cuenta el Correo. No obstante, los educadores reconocen que jamás pensaron que podrían llegar a cometer un crimen tan salvaje como el ocurrido el pasado jueves y que ha conmocionado a la ciudad de Bilbao y a toda la sociedad vasca. «Eran muy inestables y, en ocasiones, agresivos», afirman los profesores. Y destacan que siempre andaban juntos con otro menor.

Sobre este suceso, que se suma a otros hechos graves ocurridos en Bilbao en el último mes protagonizados también por menores, como la muerte del exjugador de fútbol del Amorebieta Ibon Urrengoetxea, se ha pronunciado hoy el alcalde de la ciudad, Juan Maria Aburto (PNV), quien ha asegurado que el consistorio adoptará una actitud de «firmeza y tolerancia cero: quien la hace la paga».

Aburto ha reiterado hoy que la capital vizcaína es «una ciudad segura» y que lo ocurrido en Otxarkoaga son «hechos puntuales». No obstante, ha reconocido que la seguridad es para él «lo básico, lo primero», y se va a ser «firme en la lucha contra el delito». En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, el primer edil ha indicado son «días difíciles» para él como alcalde, para el barrio de Otxarkoaga y «para la familia de las dos personas que han resultado asesinadas». «Sigo pensando que son hechos muy graves pero puntuales. Es muy difícil trasladar esto a las familias de las víctimas. Son hechos puntuales ante los que ha primado la firmeza de la Ertzaintza y de la Policía municipal que ha resuelto con la detención de los culpables de todos estos hechos que han sucedido a finales del 2017 y principios de 2018», ha indicado en referencia también a la muerte violenta de un vecino de Amorebieta en el barrio de Abando acaecido el pasado 23 de diciembre.

Los dos menores pasarán hoy, previsiblemente, a disposición de la Fiscalía de Menores, según ha informado el departamento vasco de Seguridad. De momento, ambos adolescentes, vecinos del barrio y de etnia gitana, permanecen en las instalaciones policiales tras ser arrestados ayer. Los cuerpos de los dos ancianos presentaban signos de gran violencia, golpes en la cabeza y varias cuchilladas, y el piso estaba revuelto y con mucha sangre.

Comentarios

Detenido un tercer menor por la muerte de la pareja de octogenarios en Bilbao