¿Qué temperatura sería ideal en 2100?

Los datos que apuntan al calentamiento progresivo del planeta no dejan de amontonarse en los despachos de los científicos

La Tierra se calentará tres grados este siglo a pesar de todo Un artículo publicado en Nature señala que hay solo un cinco por ciento de posibilidades de mantener el aumento de la temperatura media por debajo de los dos grados. Este es el objetivo marcado por el acuerdo de París.

Redacción / La Voz

Los datos que apuntan al calentamiento progresivo del planeta no dejan de amontonarse en los despachos de los científicos. El último lo ha dado a conocer la Organización Meteorológica Mundial. 2015, 2016 y 2017 encabezan la lista de años más cálidos de la historia. Otro más. La temperatura media de la Tierra es hoy 1,1 grados más elevada que en la época preindustrial. Mientras tanto la política sigue un paso por detrás de la ciencia. Hay casos curiosos. Francia, que hoy se muestra como adalid de la lucha climática, incumplió en 2016 sus compromisos de emisiones. Inyectó un 3,6 % más de gases de efecto invernadero. Claro que siempre puede ser peor. Desde Estados Unidos la provocación se ha convertido en moneda de cambio entre el Gobierno y los científicos. Scott Pruitt, mano derecha de Trump en temas medioambientales, se ha dirigido a la comunidad de climatólogos del país con tono jocoso para preguntarles literalmente: «¿Cuál sería para vosotros la temperatura perfecta en el año 2100?».

Varias proyecciones apuntan a un ascenso de tres grados en el 2100
Varias proyecciones apuntan a un ascenso de tres grados en el 2100

Resulta increíble que la máxima autoridad del medio ambiente en Estados Unidos pueda plantear algo así. «Creo que la pregunta no tiene mucho sentido. Lo importante no es saber cuál debe ser la temperatura ideal sino cómo evoluciona, en cuánto tiempo se producen los cambios y si, como causantes de este cambio brusco de la temperatura, seremos capaces de hacerlo menos abrupto», dice Francisco Infante, delegado de la Aemet en Galicia.

Seguro que Scott Pruitt desconoce que en el sistema climático intervienen factores como la disposición de los continentes, la distancia al sol, la composición de la atmósfera o la actividad volcánica. Su evolución no es algo que pueda reducirse a una cifra. «El clima de un sitio no se define solo por la temperatura. Santiago y Nueva York tienen más o menos la misma temperatura media pero el clima es muy distinto. Es cierto que se usa la temperatura media del planeta como una medida de lo que está cambiando el clima. Si el aumento es inferior a dos grados, el clima sería todavía reconocible. Pero si se pasa, podríamos entrar en una espiral imposible de parar que nos llevaría a un clima que no se parezca casi nada al que conocemos», apunta Gonzalo Míguez, profesor titular de Física de la USC. Y no olvidemos algo fundamental: «La interferencia humana no podrá revertirse rápidamente porque las emisiones no pueden irse a cero. Estamos cambiando la composición de la atmósfera y además de subir la temperatura habrá otros efectos que todavía no conocemos bien», añade el meteorólogo Juan Taboada.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

¿Qué temperatura sería ideal en 2100?