La coordinadora general del PDeCAT reclama un Govern estable y «dentro de la legalidad vigente»

Marta Pascal descarta que haya un presidente desde Bruselas y asegura que Cataluña necesita «un Govern que desde el Palau de la Generalitat ejerza el trabajo diario de recuperación de las instituciones»


La coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, ha abogado este jueves por constituir en Cataluña «un Govern estable dentro de la legalidad vigente» para poder defender un programa de gobierno y hacer política. 

Al ser preguntada por la dificultad de las negociaciones entre JxCat y ERC, y sobre que el principal punto de fricción es cómo investir a Carles Puigdemont, la coordinadora general del PDeCAT ha zanjado: «Tenemos que encontrar una manera que se ajuste a la ley para desatascar la investidura. Es fundamental», ha asegurado en una entrevista en La Vanguardia, destacando que la formación de un Govern será la garantía para acabar con el artículo 155.

La líder del PDeCAT asegura, por un lado, que el liderazgo de Puigdemont no puede estar en cuestión, pero, por el otro, expone que «la solución tiene que pasar necesariamente por lo que dice el reglamento en cada momento». «No nos podemos permitir poner en peligro a personas por las decisiones que se tomen», concluye Pascal, que el próximo lunes declarará ante el Tribunal Supremo en la causa abierta por rebelión y sedición que instruye el juez Pablo Llarena.

Preguntada por si Puigdemont puede ser presidente desde Bruselas, Pascal defiende que en el siglo XXI se pueden hacer cosas desde cualquier lugar del mundo, pero sentencia: «Necesitamos un Govern que desde el Palau de la Generalitat ejerza el trabajo diario de recuperación de las instituciones».

Pascal defiende que el candidato de JxCat debe poder ser investido y, sobre si crear un Consell de la República en Bélgica sería una buena salida, expone que «hay que encontrar una manera ajustada a derecho» para hacerlo sin crear expectativas que no se puedan cumplir.

¿Alternativa a Puigdemont?

Ante la dificultadad de investir a Puigdemont, en las últimas semanas se ha abierto el debate de si JxCat debería investir en el Parlament a un candidato alternativo, y Pascal expone: «Ese escenario solo lo puede plantear Carles Puigdemont. No hay planes B ni C hasta que el presidente no diga lo contrario».

Ha señalado que una repetición de las elecciones sería un «escenario rotundamente malo» para Cataluña y ha confiado en que todas las partes involucradas en la negociación llegarán a un acuerdo que evite ir de nuevo a las urnas.

Defendió elecciones anticipadas

Pascal asegura que, antes de que el Parlament declarara la República -con su voto, entonces era diputada de JxSí-, ella defendió que se convocaran elecciones anticipadas, y añadió que Puigdemont la «escuchó», pero finalmente no fue el escenario que se produjo.

Ha asegurado que aquella votación fue una declaración de intenciones sobre cómo algunos creían que tenía que ser el futuro político, pero «quedó claro que al día siguiente no había un estado independiente».

No estuvo en ningún comité estratégico

«Fue un acto simbólico sin consecuencias jurídico-legales», asegura Pascal, que también defiende que no formó parte de ningún comité estratégico del proceso soberanista, como sí sostienen informes de la Guardia Civil.

Ha asegurado que se explicará ante el Supremo con tranquilidad y serenidad, y ha defendido que, al presentarse los independentistas a las últimas elecciones, ya asumieron la legalidad del Estatut y la Constitución y demostraron que no avalaban «la unilateralidad».

La Guardia Civil implica también a Elsa Artadi en el 1-O

Efe

Las llamadas intervenidas a Jové demuestran que la portavoz de JxCat participó en la preparación del referendo

Las llamadas intervenidas a Josep María Jové, hombre de confianza de Oriol Junqueras y pieza clave del proceso soberanista, revelan que la actual portavoz de Junts pel Catalunya (JxCat), Elsa Artadi, era conocedora y participó en los preparativos del referéndum ilegal del 1 de octubre. Así consta en la documentación que la Guardia Civil ha remitido al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa principal sobre el proceso soberanista catalán y la declaración unilateral de independencia.

En esos informes, la Guardia Civil concluye que los tres principales responsables de la organización del referéndum fueron Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Raül Romeva, pero «el cerebro de la logística» fue Josep Maria Jové. Y él, añade el informe, recibía órdenes y despachaba asuntos directamente con Oriol Junqueras y también con Marta Rovira, quien debe declarar la próxima semana ante Llarena y quien, a juicio de la Guardia Civil, tuvo un papel fundamental en el proceso.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La coordinadora general del PDeCAT reclama un Govern estable y «dentro de la legalidad vigente»