La revelación más dura de Serena Williams tras dar a luz: «Casi me muero»

La tenista confesó el calvario que tuvo que vivir tras una cesárea de urgencia que se complicó


Serena Williams se convirtió en madre el pasado mes de septiembre de una niña llamada Alexis Olympia. Cinco meses después, la tenista confesó el calvario que tuvo que pasar para traer a su hija al mundo. La pequeña de las hermanas Williams dio a luz mediante un parto inducido en Florida, cuyo centro sanitario cerró toda la planta para preservar la seguridad de la deportista.

Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando ha trascendido lo duro que fue el momento. Ha sido la propia Serena Williams la que ha relatado que tras el parto estuvo en la cama durante seis semanas debido a diversas complicaciones, entre ellas una embolia pulmonar, por la que tuvo que ser operada en varias ocasiones.

«Casi muero tras dar a luz a mi hija, Olympia. Todavía me considero una afortunada», afirmó Williams en un artículo que escribió para la web de la cadena CNN. «Si bien tuve un embarazo bastante fácil, mi hija nació por cesárea de emergencia después de que su ritmo cardíaco disminuyera drásticamente durante las contracciones. La cirugía fue sin problemas y antes de darme cuenta Olympia estaba en mis brazos. Fue la sensación más increíble que he experimentado en mi vida. Pero lo que siguió solo 24 horas después del parto fueron seis días de incertidumbre», precisó la campeona de 23 Grand Slam. «Esto provocó una serie de complicaciones y tengo suerte de haber sobrevivido. Primero, la herida de mi cesárea se abrió por la tos intensa que tenía cuando sufrí la embolia. Los médicos encontraron un gran hematoma en mi abdomen», continuó.

Casada con el empresario Alexis Ohanian, Williams reveló que tuvo que «volver al quirófano para evitar que los coágulos llegaran a mis pulmones. Cuando finalmente llegué a casa con mi familia, tuve que pasar las primeras seis semanas de maternidad en la cama. Si no fuera por sus cuidados profesionales, no estaría aquí ahora», finalizó la considerada una de las mejores tenistas del mundo.

Tal y como asegura Serena Williams «según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las mujeres negras en los Estados Unidos tienen más del triple de probabilidades de morar por causas relaciones con el embarazo o el parto».

La considerada una de las mejores tenistas del mundo se pregunta «¿y si viviéramos en un mundo donde había suficientes asistentes de parto? Donde no había escasez de acceso a instalaciones de salud cercanas? Donde las drogas que salvan vidas y el agua limpia estaban fácilmente disponibles para todos? ¿Dónde las parteras podrían ayudar y aconsejar a las madres después del nacimiento? ¿Qué pasaría si viviéramos en un mundo en el que todas las madres y los recién nacidos pudieran recibir atención médica asequible y prosperar en la vida?».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La revelación más dura de Serena Williams tras dar a luz: «Casi me muero»