El Gobierno acusa a los independentistas de aumentar la tensión con una posible candidatura de Jordi Sánchez

Enric Millo insiste en que «sería muy bueno» que propusieran «a personas que estuvieran libres de toda causa judicial»


El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric  Millo, se ha referido hoy al posible pacto entre los partidos independentistas para lanzar una candidatura de Jordi Sánchez, número dos de la candidatura de Junts per Catalunya, actualmente en prisión: «cuando escuchamos que la propuesta (de candidato a la investidura) sería Jordi Sànchez, que no sabemos si físicamente podría estar presente o no, ya demuestra poca voluntad de facilitar las cosas», ha advertido Millo. Y ha acusado por ello a las fuerzas independentistas de buscar aumentar la «tensión» ante la «caída del sentimiento independentista en las últimas encuestas». 

Millo ha recordado que la aplicación del artículo 155 de la Constitución finalizará cuando se «restablezca un Govern que se comprometa con el cumplimiento de la legalidad democrática vigente, con el Estatut la Constitución», pero «si no se produce de esta manera, tenemos un problema». «Se plantean fórmulas prácticamente inviables para mantener la tensión y eso no es bueno. Querría decir que no hay voluntad real de facilitar las cosas y tendríamos un problema, porque las condiciones que se requieren para que se acaben estas medidas no se darían al 100%», ha recalcado Millo.

Por este motivo el dirigente gubernamental ha insistido en que «sería muy bueno» que las fuerzas independentistas propusieran «a personas que estuvieran libres de toda causa judicial y que se pudieran concentrar en la acción de gobierno que Cataluña necesita». 

Sobre este asunto también ha opinado hoy el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha señalado hoy que igual que es «inimaginable» pensar en un presidente de un gobierno autonómico «que está huido de la justicia y fuera de España» también es «difícil» pensar en un presidente autonómico «que está en prisión y no puede ejercer sus funciones». 

«Es inimaginable pensar en un presidente de un gobierno autonómico que está huido de la justicia y fuera de España y también es difícil pensar en un presidente de una comunidad que esté en prisión y no puede ejercer sus funciones. Pero, dicho esto, es a los diputados del Parlamento de Cataluña a los que corresponde tomar esa decisión y ellos sabrán si es la más adecuada para atender los intereses de los catalanes», ha afirmado el ministro.

Catalá ha criticado que en el debate catalán se habla «en demasiadas ocasiones» de los intereses de personas, desde Carles Puigdemont hasta Anna Gabriel o Jordi Sánchez, ha citado, en vez de hablar de los intereses generales de los catalanes. Así, ha insistido en «pensar más» en los intereses de los catalanes, que necesitan un gobierno y han votado para formar un parlamento y tener un gobierno «cuanto antes», que «cumpla» con sus obligaciones y que se dedique a gestionar la sanidad, la educación, el transporte o los servicios sociales, «que es para lo que está», ha puntualizado.

En este sentido, ha enfatizado que sería «muy bueno» que los diputados del Parlamento catalán pensaran «aunque sea solamente por un tiempo» en los catalanes y menos en sus intereses de política y reparto de escaños. A su juicio, están dando «un espectáculo bastante poco democrático de anteponer los intereses de la política a los intereses generales de todos los catalanes».

El ministro de Justicia también ha dicho que es «casi de sentido común» promover una investidura a alguien que tenga «capacidad para ello», con lo que «parece un poco raro» proponer a una persona que está en prisión y pendiente de que el juez le autorice para acceder a la investidura. Además, habrá que ver si luego puede ejercer sus funciones porque «si está pendiente de un proceso judicial que puede traer consigo, si así lo decide el tribunal, su inhabilitación, su condena, no parece que sea el mejor pronóstico para una persona que tiene que ejercer una función ejecutiva día a día», ha indicado.INVESTIDURA CATALUÑA

«Investir a Jordi Sánchez es apostar por seguir liándola»

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, cree que si el Parlament finalmente inviste como presidente de la Generalitat a Jordi Sánchez, es apostar por seguir «liándola» en Cataluña y «cronificar» la situación, lo que demuestra que no hay «ninguna voluntad» de volver a la democracia.

Rivera, en los Desayunos de TVE, ha criticado también al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por «quitar hierro», según ha dicho, al desplante al Rey por parte de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, en el Mobile Worl Congress. «Me parece un error, no se le puede quitar hierro a lo que está pasando. Es muy grave», ha subrayado el presidente del partido naranja, que también se ha referido a la conversación que mantuvo Colau con el monarca, en la que pidió a Felipe VI que ejerciera una labor de mediación en Cataluña.

Es como si al rey Juan Carlos, ha puesto de ejemplo, le hubieran reclamado que hubiera mediado «entre Tejero y Suárez», enfatizando que los golpistas «nunca pueden ser parte de una labor de mediación.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Gobierno acusa a los independentistas de aumentar la tensión con una posible candidatura de Jordi Sánchez