La familia de Diana confía en que ahora se reabra la causa contra la mujer del Chicle

El Chicle dejó entrever en su carta que su esposa puede estar implicada en el crimen


Ribeira / la voz

Una vez que la Audiencia Provincial de A Coruña confirmó este lunes el archivo provisional de la causa contra Rosario Rodríguez, la familia de Diana Quer se aferra ahora a la posibilidad de que nuevas pruebas obliguen al juez instructor a redirigir la causa contra la esposa de José Enrique Abuín Gey, el Chicle. Así lo confirmó el letrado de la acusación particular, Ricardo Pérez Lama, a través de un comunicado hecho público ayer.

En el texto, el representante de los padres de la joven madrileña afirma que, «en estos momentos, se han revelado nuevos hechos que se han puesto en conocimiento del juzgado para que se investigue la veracidad de los mismos, por si finalmente procediera tal reapertura». Aunque en el escrito no se ahonda más en esta cuestión, todo apunta a que se refiere a la carta que el autor confeso de la muerte de Diana Quer envió a su familia y que salió a la luz el fin de semana.

Entre las cuestiones que citaba el propio Abuín Gey en la misiva se encuentra un pequeño párrafo en el que deja entrever que Rosario Rodríguez pudo estar implicada en el crimen cometido el pasado 22 de agosto del 2016: «Entendédeme tamén, eu non quero que Rosario pase por isto, por iso dixen que fora eu só e a ela díxenlle que dixera que non viña comigo. Deixar todo así». Esta declaración puede ser uno de los hechos a los que se agarra con más fuerza la familia de Diana Quer, ya que obligaría al juez instructor a investigar si las afirmaciones del Chicle son ciertas o simples falacias.

Sin marcha atrás

Aunque durante la jornada de ayer se especuló con la posibilidad de que Ricardo Pérez Lama pudo haber recurrido de nuevo el fallo de la Audiencia Provincial, esto no es posible, tal y como se indica en la propia resolución de la sección sexta y como apuntaron fuentes de Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Es por ello por lo que el único mecanismo para que Rosario Rodríguez vuelva a estar imputada es que el juez instructor halle indicios de una presunta participación en la muerte de la joven madrileña, lo que daría pie a un nuevo procedimiento. «Tendría que abrirse el caso por abajo. Esto es, que el juez de Ribeira cuente con nuevas pruebas, testimonios o hechos y, a partir de ahí, se la pueda relacionar de nuevo», apuntan fuentes jurídicas.

Sobre esta posibilidad se hizo eco la dirección letrada de la familia de Diana: «Tras el fallo de la Audiencia Provincial hacemos hincapié en que expresamente este deja clara la posibilidad de que "pueda reabrirse el procedimiento en relación con Rosario Rodríguez tan pronto se aporten indicios con entidad suficiente en relación con la misma"». Al igual que hizo el propio Juan Carlos Quer en una entrevista a La Voz, su abogado justificó el recurso al entender que el sobreseimiento era «una decisión importante que se adoptó en un momento muy inicial de la instrucción».

El teléfono y las declaraciones de los familiares situaron a Rosario Rodríguez en la casa de Asados

El pasado 9 de enero, seis días después de que Rosario Rodríguez fuese imputada por el caso Diana Quer, el titular del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia de Ribeira decretó el sobreseimiento provisional y parcial. El encargado de dirigir la causa lo hizo motivado por las diferentes pruebas a las que había tenido acceso hasta la fecha. Entre estas, como reiteró en el auto del lunes la Audiencia Provincial, estaban los datos de localización del teléfono y la declaración de su hermana y su cuñado, que ubican a la esposa del Chicle en su vivienda de Asados.

La Guardia Civil también dejó en libertad a Rodríguez después de que cambiase la declaración que hizo en un primer momento en sede policial. Aunque en un principio aseguró que la noche del 22 de agosto había estado con su marido robando gasolina, tras cinco horas de interrogatorio en A Coruña reconoció que nunca llegó a moverse de casa.

Además, el juez instructor también afirmó que, una vez analizados los informes médico-forenses y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en estos «no se desprende la existencia de indicios ni de muestras genéticas que indiquen la participación en el hecho de varias personas», lo que también motivó el archivo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La familia de Diana confía en que ahora se reabra la causa contra la mujer del Chicle