Un triángulo amoroso, en el eje de las filtraciones de la Casa Blanca en la era Trump

El exsecretario de personal Rob Porter y el exdirector de campaña Corey Lewandowski mantuvieron una relación con la exdirectora de comunicación Hope Hicks

Hope Hicks, exdirectora de comunicación
Hope Hicks, exdirectora de comunicación

Nueva York / corresponsal

El caos y el desorden reinante en la Casa Blanca no pueden explicarse sin tener en cuenta las relaciones entre sus funcionarios. Varias de ellas han sido causantes de algunos de los escándalos más sonados, como fue el caso del triángulo amoroso que protagonizaron la exdirectora de comunicación Hope Hicks, el exdirector de campaña Corey Lewandowski y el exsecretario de personal Rob Porter.

Tanto Porter como Lewandowski mantuvieron una relación con la exconfidente del presidente estadounidense. Sin embargo, el exjefe de campaña de Trump no llevó nada bien que su exnovia comenzase a salir con Porter. Sus celos fueron los causantes de que se filtrase a los medios los capítulos de maltrato que el exsecretario había tenido con sus exmujeres y que le costaron su salida de la Casa Blanca. «Se enteró de que ella [Hope Hicks] estaba saliendo con Porter y no pudo aguantarlo», confesó una fuente a la revista. De hecho, la segunda exesposa de Porter, Jennifer Willoughby, reveló que su exmarido trató «desesperadamente» de que eliminara una publicación en su blog en la que lo acusaba de abuso físico.

Porter y Hicks acabaron rompiendo su relación en medio del escándalo de abusos que golpeó al exasesor. La joven, de 29 años, anunció su renuncia como directora de Comunicación el pasado mes, un día después de testificar ante el Comité de Inteligencia de la Cámara Baja que investiga la intromisión rusa. Durante su testimonio, Hicks admitió haber mentido al presidente, aunque aseguró que nunca mintió sobre posibles vínculos entre la campaña trumpiana y el Kremlin.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Un triángulo amoroso, en el eje de las filtraciones de la Casa Blanca en la era Trump