«El tufillo no es bueno», advierte C's, que tiene la llave del Gobierno de Cifuentes

PSOE y Podemos planean una moción de censura y el PP cierra filas con la presidenta


Madrid / La Voz

Aumenta la presión sobre Cristina Cifuentes. La oposición al completo considera que hay lagunas en las explicaciones ofrecidas por la presidenta de la Comunidad de Madrid sobre unas supuestas irregularidades a la hora de obtener un máster universitario. PSOE y Podemos ya barajan la posibilidad de plantear una moción de censura, pero el Gobierno autonómico se tambalea especialmente porque el partido que tiene la llave del mismo, Ciudadanos, considera que su justificación desprende cierto «tufillo». El portavoz de esta formación en la Cámara, Ignacio Aguado, garantizó que si determinan «que hay pruebas para tomar decisiones, las tomaremos», aseguró. El PP gobierna en Madrid gracias a un pacto con C’s en el que uno de los puntos refleja el cese de cualquier cargo que hubiese falseado su currículo.

Cristina Cifuentes presentó a última hora del miércoles una serie de documentos con los que pretendía desmentir la información publicada por Eldiario.es, según la cual esta se habría beneficiado de un supuesto trato de favor por parte de los responsables del Máster en Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos por el que sus calificaciones en dos materias habrían pasado de no presentado a notable sin siquiera haberse evaluado. Sus explicaciones fueron construidas en base a una serie de documentos aportados, entre los que se encuentran un acta con la calificación del trabajo del fin de máster -una de las materias que está en entredicho-, las notas obtenidas a final de curso y un correo electrónico datado en el 2014 en el que un profesor solicitaba que se enmendase un error en el expediente de la alumna Cifuentes.

Pero ni para C's ni para el resto de la oposición resulta suficiente, y exigen a la titular autonómica que presente una copia de su trabajo de fin de máster, que debería estar guardada en los archivos de la universidad. Sin embargo, Cifuentes parece no estar muy dispuesta. Al menos es lo que se desprende de las palabras del portavoz del PP en Madrid, Ángel Garrido: «No vamos a hacer ninguna valoración más, no vamos a dar pábulo a la oposición», trató de zanjar ayer en el pleno.

Tensión en el pleno

Cifuentes se enfrentó a una sesión de control tensa, y aunque su partido rechazó que se incluyese en el orden del día cualquier tipo de intervención sobre esas supuestas irregularidades académicas, las alusiones fueron constantes.

«Parece mentira que haya estudiado un máster. Porque es verdad que lo ha estudiado, ¿no?», le espetó el portavoz de C's en la Cámara autonómica. En un tono similar se pronunció Lorena Ruiz-Huerta, de Podemos, remarcando una y otra vez en sus intervenciones la palabra «notable» con un gran tono satírico.

Todos apremian a Cifuentes para que arroje más luz. Albert Rivera le pide que no «se esconda», y apunta a la puerta de salida en caso de que se demuestre que se benefició de su posición. Un paso más allá van PSOE y Podemos, que planean una moción. En Ferraz albergan alguna duda sobre si logrará demostrar su inocencia. Estas reservas no tienen cabida en Podemos, que ya tiene su veredicto. «Está mintiendo. En cualquier país ya se habría producido una dimisión», dijo Irene Montero.

Al fin y al cabo, que la mandataria madrileña no encuentre respaldo fuera de casa era de esperar, pero no tanto lo que le costó encontrar un hombro amigo en sus propias filas. El miércoles se guardó silencio a pesar de que el tema coleó desde primera hora, y no fue hasta ayer, con el día bien consumido, cuando Cifuentes recibió la primera muestra de apoyo. El vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado, comentó que disfruta de «todo el cariño, el respeto y la confianza del partido». Luego apareció Feijoo, que consideró que «las cosas se hicieron de forma correcta». Y Cospedal llegó al extremo: «A algunos les gustaría conseguir lo que no consiguió un accidente de tráfico mortal», publicó en Twitter

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

«El tufillo no es bueno», advierte C's, que tiene la llave del Gobierno de Cifuentes