Enfrentamientos entre Mossos y manifestantes frente a la Delegación del Gobierno

Al menos 29 personas han resultado heridas leves durante la movilización contra el encarcelamiento de políticos soberanistas en la zona de la Delegación del Gobierno en Barcelona

Agencias
Redacción

Tensión en las calles de Barcelona tras los nuevos encarcelamientos dictados por el Tribunal Supremo. Un total de 27 personas han resultado heridas leves y dos con pronóstico menos grave este viernes por la noche durante la movilización contra el encarcelamiento de políticos soberanistas en la zona de la Delegación del Gobierno en Cataluña.

Es el balance del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) entre las 20.00 y las 24.00 horas en la zona de las calles Claris y Llúria, y las heridas se deben principalmente a contusiones.

Los Mossos d'Esquadra han cargado contra manifestantes que han intentado rebasar en varios momentos el cordón policial de los antidisturbios que protegía las inmediaciones de la Delegación.Un total de 27 personas han resultado heridas leves y dos con pronóstico menos grave este viernes por la noche durante la movilización contra el encarcelamiento de políticos soberanistas en la zona de la Delegación del Gobierno en Cataluña.

Es el balance del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) entre las 20.00 y las 24.00 horas en la zona de las calles Claris y Llúria, y las heridas se deben principalmente a contusiones.

Los Mossos d'Esquadra han cargado contra manifestantes que han intentado rebasar en varios momentos el cordón policial de los antidisturbios que protegía las inmediaciones de la Delegación.

En medio de momentos de tensión y empujones, algunos agentes de los Mossos d'Esquadra han utilizado sus porras para evitar que los concentrados rebasaran el cordón de seguridad que han establecido en las calles adyacentes a la Delegación del Gobierno, situada en la confluencia entre las calles Mallorca y Bruc.

 Además han disparado salvas y han mostrado lanzadoras de proyectiles de precisión para tratar de dispersar a los concentrados que tratan de desbordar el perímetro policial.

Según ha podido comprobar Efe, los Mossos d'Esquadra, ante los empujones y los momentos de tensión protagonizados con los manifestantes, han detonado algunas salvas y también han utilizado puntualmente sus porras para tratar de dispersar a los concentrados.

Los Mossos, que en varias ocasiones han alertado por los altavoces que cargarían si los concentrados no dejaban de intentar rebasar la línea policial, también han mostrado las lanzadoras de proyectiles de precisión, que sustituyen a las escopetas de pelotas de goma, que en Cataluña están prohibidas desde mayo de 2014 tras un acuerdo del Parlament.

Por su parte, algunos manifestantes han arrojado botes de humo y algunas botellas contra los agentes de la policía catalana, a los que han empujado e increpado al grito de «fuera las fuerzas de ocupación».

Protestas por las órdenes de prisión

Unas 2.000 personas se están manifestando desde las 19 horas en la zona de Diagonal con Passeig de Gràcia convocados por los Comités de defensa de la república (CDR) en protesta por la prisión provisional contra el candidato a la Presidencia, Jordi Turull, y otros políticos soberanistas.

Los concentrados han cortado la avenida Diagonal desde las 19 horas en una protesta convocada en los Jardinets de Gràcia bajo el lema 'Rompamos las cadenas de la represión' para dar apoyo a los políticos «encarcelados, procesados y exiliados».

Algunos de los concentrados portaban carteles en los que se leían lemas como «Basta 155» u «Obedecer un mandato político no es ningún delito» y se pintaban lazos amarillos en el suelo con espray.

La convocatoria de los CDR se ha anticipado a la manifestación organizada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) para las 20.00 horas desde la plaza Catalunya, que tiene previsto avanzar hacia la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña, donde podrían confluir ambas marchas, aunque los accesos a esa zona ya se encuentran cortados.

Ambas movilizaciones habían sido convocadas previendo el posible ingreso en prisión de los seis cargos soberanistas citados hoy en el Tribunal Supremo.

Jordi Turull, Raül Romeva y Josep Rull serán trasladados esta misma tarde a la cárcel de Estremera, donde ya pasaron un mes y dos días en prisión preventiva, en tanto que Carme Forcadell y Dolors Bassa serán conducidas a la de Alcalá Meco.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha acordado prisión incondicional comunicada y sin fianza para los cinco tras procesarlos por un delito de rebelión que podría llevar aparejada una condena de hasta 25 años de prisión.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Enfrentamientos entre Mossos y manifestantes frente a la Delegación del Gobierno