La jueza imputa por incitación al odio a una concejala de Carmena en Madrid

Otro juzgado admite también una querella contra Monedero por sus tuits sobre Lavapiés


Madrid / La Voz

Los disturbios originados en el barrio madrileño de Lavapiés tras la muerte del senegalés Mame Mbaye el pasado 15 de marzo, y los ataques contra la Policía Municipal vertidos en las redes sociales pueden tener graves consecuencias penales para la concejala Rommy Arce, de Ahora Madrid, grupo en el que se integra Podemos y que gobierna en la capital, y para el dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero. La titular del Juzgado número 9 de Madrid ha imputado a Arce por un delito de «incitación al odio» por los mensajes que difundió en Twitter tras el fallecimiento de Mbaye. La investigación es consecuencia de la denuncia puesta por el Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM), sindicato mayoritario en la policía municipal madrileña. El mismo día de la muerte del senegalés, fallecido de un ataque al corazón pese al bulo de que se debió a una persecución policial, Arce escribió un mensaje en el que culpaba de lo sucedido a «la xenofobia institucional» contra Mbaye por haber cometido este el pecado de «ser negro, pobre y sin papeles». Un día después, la concejala, presidenta de las juntas municipales de Usera y Arganzuela, se refería en otro mensaje a los disturbios ocasionados en Lavapiés, que provocaron graves enfrentamientos con la policía y destrozos en el mobiliario urbano por valor de 100.000 euros, además de rotura de lunas en comercios y en numerosos vehículos privados. «Ayer Lavapiés dio una lección de democracia clamando justicia», señalaba la edila, que concluía pidiendo «no más persecuciones policiales en nuestros barrios!». Y en la madrugada del 18 de marzo insistía en culpar de la muerte a la Ley de Extranjería y exigía «el fin del hostigamiento policial».

La jueza ha imputado por ello a Arce, a la que ha citado para ser interrogada el 25 de abril, y ha exigido a Twitter que certifique a quién corresponde la cuenta @rommyarce, desde la que se emitieron los mensajes contra la Policía Municipal.

Otro juzgado de Madrid, el número 12, ha admitido a trámite otra querella presentada por el sindicato Unión de Policía Municipal (UPM) y ha abierto diligencias contra Arce y contra el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, que el día de la muerte del senegalés publicó también un mensaje en Twitter en el que decía: «Aquí, en Lavapiés, ha muerto esta noche Mmame Mbage [sic], un inmigrante perseguido por la policía. Cuánto dolor innecesario. ¿No basta la tragedia de ser inmigrante?».

El delito de incitación al odio por el que está imputada Arce y del que se acusa en la querella a Monedero contempla penas de uno a cuatro años de prisión para quienes «públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona».

La alcaldesa respalda a sus cinco cargos investigados

G. B.

Rommy Arce es el quinto miembro del equipo municipal de Ahora Madrid que ha sido imputado desde el comienzo de su mandato municipal en junio del 2015. Antes que ella resultaron investigados por malversación y prevaricación los ediles Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer. Y también fueron imputados la ex consejera delegada de la empresa municipal Madrid Destino, Ana Varela y el gerente de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Álvaro Fernández. Y, a pesar de que el código ético de la formación exige la renuncia «de forma inmediata» de todos los cargos imputados por delitos «relacionados con corrupción, prevaricación, ánimo de lucro, tráfico de influencias, enriquecimiento injusto, cohecho, malversación, apropiación de fondos, bien sea por interés propio o para favorecer a terceras personas», ninguno dimitió ni fue cesado por la alcaldesa Carmena.

La imputación de Arce ha complicado aún más la relación de Ahora Madrid con el PSOE, su socio de investidura. Los socialistas ya reprocharon a la regidora haber gestionado «muy mal» y con «opacidad» la crisis originada por los disturbios de Lavapiés. Ayer, destacaron la «irresponsabilidad» de Arce, cuya dimisión ya habían exigido a Carmena el PSOE y todos los grupos de la oposición a raíz de otras polémicas protagonizadas por la edila, que reconoció la república catalana tras la proclamación de independencia. La alcaldesa, sin embargo, mantuvo a Arce, que se ha enfrentado en ocasiones a sus propios compañeros votando en contra de propuestas presentadas por Ahora Madrid y tachó de «pelotazo» urbanístico la operación Chamartín impulsada por la propia alcaldesa madrileña, Manuela Carmena.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La jueza imputa por incitación al odio a una concejala de Carmena en Madrid