Noches de cuchillos largos en Londres

La capital inglesa adelanta por primera vez a Nueva York en tasa de homicidios


REDACCIÓN / LA VOZ

Todas las alarmas se han encendido en Londres por el incremento de la violencia y los asesinatos. Hasta Boris Johnson, exalcalde de la capital británica y ahora ministro de Asuntos Exteriores, ha aprovechado el incremento de los asesinatos registrados en el último mes para exigirle a su teórica jefa, Theresa May, contundencia y medidas que frenen la inseguridad.

El dato que ha disparado las señales de pánico es que, por primera vez en la historia moderna, Londres superó a Nueva York en tasa de homicidios. Y, en plena psicosis, entre el 14 y el 20 de marzo hasta 8 londinenses fueron asesinados. En los tres primeros meses del año, el número de víctimas mortales alcanza ya la treintena. En todo el 2017, los fallecidos por acciones violentas fueron 87. Excluyendo a las víctimas de acciones consideradas como terrorismo, el índice de muertes violentas en Londres se ha incrementado en casi un 40 % desde el 2014.

Estos datos no dejan de sorprender a los responsables políticos de las islas. Cressida Dick, la jefa de la policía de Londres, admitía en The Times la incapacidad actual de su equipo para hacer frente a un plaga que golpea con dureza en cualquier rincón de la capital: Hackney, Haringey, Greenwich, Putney, el entorno de la antigua villa olímpica, el acomodado barrio de Chelsea... Los escenarios se multiplican y el número de apuñalamientos o atracos a punta de cuchillo se ha incrementado en un 38 % en el último año. Según la información aportada por la policía, se habrían registrado en el Reino Unido más de 37.000 denuncias por agresiones de todo tipo con arma blanca en el 2017.

Gaza en el Támesis

Cressida Dick admite que el incremento de los actos violentos tiene que ver de forma directa con la actuación de pandillas callejeras que han convertido el entorno de Newham, al este de Londres, en un auténtico campo de batalla. Tanto, que incluso han rebautizado la zona como Gaza. «Se citan y se desafían a través de las redes sociales, quedan, se pegan y, a veces, emplean armas blancas», indican fuentes policiales.

¿Por qué? «Hay muchas razones socioeconómicas y culturales, pero lo cierto es que conseguir un cuchillo en Londres es mucho más sencillo que hacerlo con un arma de fuego como se pudo comprobar en los atentados terroristas», admiten algunos residentes en la ciudad.

La ola de violencia que azota Londres no es exclusiva de la capital, ya que también hay un importante repunte de la violencia en las principales áreas urbanas del país. Scotland Yard trata de sobreponerse a las tácticas de los delincuentes y pandilleros, pero la falta de medios hace casi imposible frenar esa escalada violenta. De momento, Cressida Dick confirmó que se destinarán cien agentes más con efecto inmediato a intentar paliar la situación.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Noches de cuchillos largos en Londres