Luces y sombras de la nueva ley de autónomos en Asturias

El Principado ha perdido dos trabajadores por cuenta propia cada día desde la entrada en vigor de la normativa. A pesar del dato negativo, los profesionales ven un cambio de tendencia


Redacción

Tres meses no son suficientes para denostar o validar la eficacia de una ley, pero sí que es un periodo que permite realizar las primeras valoraciones. La principal conclusión, después de un trimestre en vigor, es que la ley de autónomos tiene mucho margen de mejora en Asturias. Los datos arrojan un saldo negativo en el número de afiliados, con la pérdida de dos trabajadores por cuenta propia cada día. Pese a ello, la Asociación de Trabajadores Autónomos de Asturias (ATA) cree que hay margen para el optimismo y que se ha producido un «cambio de tendencia claro».

Los datos de ATA recogen que Asturias es una de las tres únicas comunidades autónomas en las que ha bajado el número de trabajadores autónomos en el primer trimestre del año, con la pérdida de 185 profesionales, el 0,2%, hasta un total de 74.442. Respecto al mismo mes del año pasado, el Principado tiene ahora 639 autónomos menos.

Evolución del número de autónomos en Asturias
Evolución del número de autónomos en Asturias

Patricia Oreña, presidenta de Trabajadores Autónomos de Asturias (ATA), reconoce que es «un poco pronto para hacer valoraciones definitivas», pero cree que ya se aprecian los primeros efectos. «Los números nos son buenos», afirma Oreña, quien considera que el principal problema es que «en otras comunidades ya se mejora y aquí no». Con todo, la responsable de la asociación no quiere ser pesimista y sostiene que «hay un claro cambio de tendencia». De hecho, apunta que en febrero se salió de los números rojos, con un aumento de la afiliación, aunque los datos de marzo volvieron a ser negativos.

Oreña asegura que la gran ventaja de la nueva ley es la ampliación de la tarifa plana. Además, sostiene que están trabajando en asuntos como la eliminación de trabas administrativas o la simplificación de licencias. «Si seguimos en esta línea, está claro que comenzaremos a ver resultados», asevera. La responsable de ATA en la región también explica que, en el tema de los autónomos, «Asturias va a dos velocidades». Oreña diferencia el sector tradicional, la hostelería y el rural «que va muy mal», de otras ramas de actividad como la tecnológica, la sanitaria o la educativa, con resultados positivos. «Al englobarlos a todos la media sale mal, pero hay sectores que funcionan», argumenta.

Datos nacionales

Según el informe de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), las otras dos comunidades autónomas en las que ha bajado el número de autónomos, junto a Asturias, son Castilla y León, donde el número de trabajadores de este régimen se ha reducido en 440 personas (un 0,2 %) y País Vasco (-76 autónomos).

En cambio, Baleares, Andalucía y la Comunidad Valenciana lideran el incremento de autónomos en el primer trimestre de este año, en el que este régimen especial de trabajadores aumentó en toda España en 25.722 afiliados, hasta registrar un total de 3.230.400 en marzo, un aumento del 0,8 % respecto a diciembre.

Principales cambios de la ley

Además de la tarifa plana, la nueva ley incluye más gastos que se pueden deducir, pero muchas dificultades para justificarlos. El servicio de estudios del BBVA ha publicado una lista actualizada de los principales gastos que se puede deducir en 2018 un autónomo. Son «los principales» porque, tal y como advierte el economista David Torres, consultado por la entidad bancaria al respecto, la deducibilidad depende en gran medida de la actividad concreta que desempeñe el profesional. Aclarado esto, la nueva lista general de gastos que sí son deducibles para cualquier profesional por cuenta propia es la siguiente:

GASTOS JUSTIFICADOS

Facturas y pagos corrientes. Son los que, por lógica, son deducibles, al estar directamente relacionados con la actividad del profesional. Por ejemplo, la compra de género o el alquiler de un despacho o local. Las facturas de este tipo de cuestiones son fácilmente justificables, pues tienen una clara relación con la actividad que se realizar. Es posible deducirse gastos de gestoría, suministro de local o publicidad del negocio. Y también otros que se tienen menos en cuenta, como por ejemplo la propia cuota de autónomos, o el pago de la Seguridad Social en caso de que se cuente con empleados. Incluso los cursos de formación si es fácilmente justificable su relación con la actividad que se está desempeñando como autónomo.

 DIETAS

Manutención justificada. La nueva ley de Autónomos contempla que estos trabajadores puedan descontarse hasta 26,67 euros de gasto directo en manutención. Esto solo será posible los días laborables. Un requisito imprescindible para que pueda ser efectivo el descuento es que el pago sea en formato electrónico o con vales de comida.

ASISTENCIA MÉDICA

Enfermedad y discapacidad. Los seguros por enfermedad y la asistencia médica del trabajador también son gastos deducibles en el IRPF. Aquí se incluyen también las primas que cubran a los cónyuges y a los hijos menores de 25 años. El máximo deducible son 500 años, aunque la cantidad se amplía hasta los 1.500 euros si hay algún miembro en la familia con discapacidad.

VEHÍCULO PARTICULAR

IVA y combustible. Un trabajador por cuenta propia puede deducirse también el IVA de los gastos de su vehículo particular. La gasolina, el seguro del coche, el aparcamiento, los peajes y el mantenimiento del vehículo se pueden deducir, pero solo al 50%. Además de eso, si el coche solo se emplea para el trabajo se podrá desgravar el 50% de lo gastado en gasolina, según los expertos del BBVA. Si el coche se emplea para transporte de viajeros o de mercancías, el trabajador autónomo sí que se podrá deducir la totalidad del impuesto sobre el valor añadido (IVA).

VIVIENDA

Desgravación de suministros. Si la actividad profesional se desarrolla en casa, es posible descontarse parte de los gastos asociados a esta. La hipoteca, el agua, la electricidad, teléfono o Internet son algunos de los gastos que se pueden descontar. La regla ha generado polémica. En un principio, se trató que fueran deducibles el 30 % de los gastos del hogar. Sin embargo, la norma finalmente aprobada requiere declarar hasta un 30 % de la vivienda como parte afecta al negocio. Y, de ese 30 %, desgravarse el 30%, de los suministros. De este modo, la parte a desgravar legalmente es muy inferior a ese 30 %. Además, es indispensable comunicar a la Agencia Tributaria la parte específica del hogar afecta a la actividad, para extraer los porcentajes de desgravación sobre esa zona declarada.

DESPLAZAMIENTOS Y VIAJES

Transporte público y pernoctación en hotel. Siempre que se trate de desplazamientos en transporte público y estancias en hoteles, será posible incluirlo como gastos, aunque siempre dentro de los límites reales de actividad del autónomo.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Luces y sombras de la nueva ley de autónomos en Asturias