El «mea culpa» de Mark Zuckerberg

El dueño de Facebook avanza que pedirá perdón en el Congreso por la filtración de datos: «Fue mi error»


Redacción / la voz

Mark Zuckerberg ha tardado en asumir responsabilidades, pero esta mañana, ante el Senado y el Congreso de Estados Unidos, donde tiene previsto declarar sobre el escándalo de Cambridge Analytica, hará un rey Juan Carlos y entonará, por primera vez, el mea culpa sobre el robo de los datos de más de 87 millones de usuarios de la principal red social del mundo. «Fue mi error, un gran error, y lo siento», filtró ayer el equipo del millonario fundador de Facebook sobre el discurso que tiene previsto relatar entre hoy y mañana en Capitol Hill.

El jefe de Facebook asumirá la responsabilidad por la falla de la red social en proteger los datos privados de sus usuarios e impedir un uso indebido de ellos, según su testimonio divulgado en vísperas de su primera comparecencia ante el Congreso estadounidense. «No hicimos lo suficiente para evitar que estas herramientas se usaran de manera maliciosa. No tuvimos una visión lo suficientemente amplia de nuestras responsabilidades y eso fue un gran error. Fue mi error y lo siento», dirá Zuckerberg, según el texto de su intervención difundido ayer.

El empresario hará un relato de los errores cometidos, especialmente en el caso de Cambridge Analytica, pero también tiene previsto informar a los congresistas y senadores sobre algunos de los avances en materia de seguridad que ha adoptado su compañía en las últimas semanas con el fin de proteger de una manera más idónea a sus usuarios.

Admite la injerencia rusa

Con especial interés se esperan las posibles revelaciones de Zuckerberg sobre la manipulación publicitaria de Facebook en las últimas elecciones de Estados Unidos y en otras democracias occidentales. «No queremos que nadie use nuestras herramientas para que socave la democracia. Ese no es el modelo que defendemos, pero es cierto que fuimos demasiado lentos a la hora de detectar y frenar la interferencia rusa», se recoge en el texto filtrado ayer.

Zuckerberg admitirá «varias amenazas rusas detectadas», entre ellas la de los ciberactivistas del grupo ATP28, que actuaron desde el día antes de las votaciones bajo el nombre DCLeaks. «Crearon una red de falsas identidades para promocionar o atacar candidatos y causas específicas, crear desconfianza en las instituciones o, simplemente, diseminar confusión. También encontramos una organización de origen ruso, la Agencia de Investigación de Internet (IRA) que difundió más de 80.000 noticias falsas. Hemos cerrado esa y muchas otras páginas, pero seguimos aprendiendo», relata.

Sobre las injerencias rusas en el extranjero, Zuckerberg admite haber desactivado más de 30.000 cuentas falsas en Francia, haber colaborado con la comisión electoral de Alemania y haber desactivado cientos de páginas sospechosas de difundir contenidos para la manipulación en Azerbaiyán, Uzbekistán o Ucrania.

La red social empezó a notificar ayer de forma explícita a sus usuarios qué tipo de aplicaciones usan a través de la página de Facebook y cuáles de sus datos están accesibles a otras apps.

Cierre de otra firma implicada

Facebook indicó que había suspendido también a otra empresa de análisis de datos, CubeYou. Esa firma estadounidense usó con fines comerciales datos de usuarios de Facebook que, como CA, obtuvo mediante aplicaciones y pruebas psicológicas presentadas con fines científicos..

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

El «mea culpa» de Mark Zuckerberg