EE. UU. estudia una acción militar por el supuesto ataque químico en Siria

Trump cancela su primer viaje a América Latina por la crisis, Merkel cree que existen evidencias claras de que se produjo un ataque químico. May pide responsabilidades y Macron cree que sería «cruzar líneas rojas»


El presidente estadounidense, Donald Trump, no viajará a la Cumbre de las Américas en Perú ni a Colombia este fin de semana y enviará en su lugar al vicepresidente, Mike Pence, ha informado hoy la Casa Blanca.

«El presidente permanecerá en EE.UU. para supervisar la respuesta estadounidense a Siria y vigilar los acontecimiento globales», explicó Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, en un comunicado. Sanders agregó que «a petición del presidente, el vicepresidente viajará en su lugar».

Se trataba del primer viaje de Trump a Latinoamérica desde que llegó a la Casa Blanca a comienzos de 2017.

El presidente estadounidense prometió este lunes responder «contundentemente» al presunto ataque químico registrado en Siria, del que responsabilizó al gobierno de Bachar al Asad, y dijo que tomará una decisión en las próximas horas sobre cuál es esa represalia.

«No podemos dejar que esto ocurra en este mundo, especialmente cuando, gracias al poder de Estados Unidos, tenemos la capacidad de pararlo», recalcó el mandatario.

Dos organizaciones apoyadas por EEUU han denunciado que al menos 42 personas murieron el sábado en la localidad rebelde de Duma, a las afueras de Damasco, con síntomas de haber sufrido un ataque químico.

Pero ninguna otra fuente ha confirmado que se tratara de un bombardeo con sustancias químicas, y según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 21 personas perecieron ese día por asfixia, pero como resultado del «derrumbe de los edificios» en los que se encontraban.

Trump podría decidir en pocas horas si materializa o no una acción militar en Siria, tras su amenaza de hacer «pagar» a Bashar al Asad y sus aliados por el presunto ataque químico. El presidente norteamericano también puso en la mira de sus amenazas a Rusia, que advirtió por su lado de «consecuencias graves» en caso de una acción militar de las potencias occidentales. Washington, con el respaldo de Londres y París, dijo estar listo para actuar con o sin apoyo de Naciones Unidas. La decisión podía anunciarse después de conocer la votación del Consejo de Seguridad de la ONU, que se pronuciará este martes sobre los proyectos de Estados Unidos y de Rusia para investigar el presunto supuesto ataque. Rusia ya advirtió que el texto estadounidense contiene «elementos inaceptables». Y, según varios expertos, Moscú se prepara para vetar la resolución: «Eso dará a Estados Unidos y quizás a Francia una excusa para una acción militar», estimó Richard Gowan, miembro del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

En esta sesión del Consejo de Seguridad el embajador ruso Vasily Nebenzia advirtió que una eventual acción militar estadounidense sería «muy, muy peligrosa». Pero la representante estadounidense afirmó que «el mundo debe ver que se hace justicia». «La historia registrará esto como el momento en el que el Consejo de Seguridad cumplió su deber o demostró su completo y absoluto fracaso de proteger al pueblo sirio», afirmó. El secretario general de la ONU Antonio Guterres dijo este martes que estaba escandalizado con el presunto ataque químico e instó a una investigación internacional imparcial y sin restricciones. «Cualquier confirmación del uso de armas químicas por cualquiera de las partes del conflicto y bajo cualquier circunstancia, es aberrante y una clara violación del derecho internacional», dijo Guterres en un comunicado. «La gravedad de las recientes denuncias requiere de una exhaustiva investigación con expertos imparciales, independientes y profesionales», agregó.

Siria habla de «difamaciones»

Siria ha enviado una invitación a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) para que un equipo de sus investigadores visite la localidad de Duma, en las afueras de Damasco, donde hubo denuncias de su supuesto ataque químico el sábado.

Una fuente de alto rango del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores dijo a la agencia de noticias oficial SANA que la invitación ha sido cursada «en respuesta a la campaña de difamación lanzada por varios Estados occidentales contra la República Árabe de Siria sobre el supuesto uso de armas químicas en la ciudad de Duma». Por otro lado varias agencias de la ONU, entre ellos la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Oficina de Coordinación Humanitaria (OCHA), recalcaron hoy que, pese a las informaciones que reciben sobre el presunto ataque químico en la ciudad siria de Duma, no pueden verificarlas por la falta de acceso.

La ONU no puede investigar lo sucedido 

La portavoz de la ONU en Ginebra, Alessandra Vellucci, recordó que el secretario general, António Guterres, ha dicho que el organismo multilateral «no está en la posición de verificar estas informaciones» sobre el ataque químico en Duma, lo que no quiere decir que se ignoren. El portavoz de la OCHA, Jens Laerke, recalcó que las agencias de la ONU «no nos encontramos en Duma».

«Guta Oriental todavía se encuentra asediado. Estamos en lugares fuera de Guta Oriental donde tenemos acceso», señaló, e indicó que existe un «mecanismo para tratar de investigar qué ocurrió».

Europa sigue atenta 

Sobre el ataque también se ha pronunciado Europa. La canciller Angel Merkel ha reconocido que existen indicios «muy claros» que avalan la tesis de que se utilizaron armas químicas en el bombardeo perpetrado el pasado sábado en la localidad siria de Duma, a las afueras de Damasco, aunque ha evitado señalar al régimen de Bashar al Assad.

«Creo que las evidencias de que se perpetró un ataque con armas químicas son muy claras», ha declarado la canciller, durante una rueda de prensa conjunta con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, en Berlín, ha informado la agencia de noticias DPA.

Para Merkel, «es desconcertante que, tras tantas discusiones a escala internacional y tantas prohibiciones, se hayan vuelto a utilizar otra vez armas químicas». «Lamentablemente, debemos presuponer que así fue», ha declarado la jefa del Gobierno alemán, que apoya una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para hablar de forma «muy, muy clara».

La primera ministra británica, Theresa May, también se ha referido al tema en unas declaraciones a los periodistas en Cambridgeshire en las que, sin culpabilizar a ninguna parte en concreto por lo ocurrido, también ha reclamado responsabilidades: «Creemos que los responsables deberían rendir cuentas».

May tiene previsto hablar a lo largo del día con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y ya ha mantenido una conversación telefónica con el mandatario de Francia Emmanuel Macron, según la cadena de televisión británica BBC. Trump y Macron también han hablado entre sí --dos veces en dos días-- de las posibles medidas para responder al ataque de Duma.

Francia ha establecido el uso de las armas químicas como «línea roja» de cara a posibles actuaciones, tal como ha recordado este martes el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux. Así, si se cruza dicha línea y se establece quién fue el responsable uso de armamento prohibido, habrá «una respuesta», ha dicho Griveaux a la emisora Europe 1.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

EE. UU. estudia una acción militar por el supuesto ataque químico en Siria