ArcelorMittal excluye a Asturias de su plan de ventas de plantas

El grupo siderúrgico ha presentado su paquete de compromisos a la CE para hacerse con la italiana Ilva

Carril de tren de Arcelor, en Veriña.Carril de tren de Arcelor, en Veriña
Carril de tren de Arcelor, en Veriña
Efe
Redacción

El grupo siderúrgico ArcelorMittal presentó hoy un paquete de compromisos a la Comisión Europea (CE) con el fin de que el regulador comunitario dé luz verde a la adquisición de la italiana Ilva. Entre las medidas no incluye la venta de ninguna planta asturiana, aunque sí propone ceder activos en otros países, especialmente de la Europa del Este.

En concreto, ArcelorMittal propone ceder los activos de su única planta de acero galvanizado en Italia, en Piombino, así como activos en Galati (Rumanía), Skopje (Macedonia), Ostrava (República Checa) y Dudelange (Luxemburgo).

Asimismo plantea deshacerse de varias líneas de negocio en la provincia de Lieja (Bélgica): dos líneas de galvanización en caliente en Flemalle y las líneas de laminado en caliente, laminado en frío y empaquetado de estaño en Tilleur.

La empresa recordó que la propuesta de vender estos activos está sujeta a que la Comisión Europea dé el visto bueno final a la compra de Ilva, así como que cualquier venta estará condicionada a que se complete esta adquisición.

Se espera que el Ejecutivo comunitario tome la decisión final sobre el caso el 23 de mayo.

La CE inició el 8 de noviembre una investigación en profundidad sobre la operación por considerar que la fusión podría reducir la competencia en el mercado de productos planos de acero de carbono y aumentar los precios en los mercados del sur de Europea, según informó entonces el departamento de Competencia que dirige la comisaria Margrethe Vestager.

La investigación inicial de mercado hecha por el Ejecutivo comunitario había determinado ya que la fusión podría generar problemas en los sectores de productos planos de acero de carbono galvanizados, los laminados en caliente y los laminados en frío.

ArcelorMittal había presentado compromisos apenas un mes después de notificar la transacción a Bruselas, pero estos fueron considerados «insuficientes» por las autoridades comunitarias.

La oferta de compra presentada por la siderúrgica que dirige Lakshmi Mittal en marzo de 2017 prevé, entre otros aspectos, un precio de adquisición de 1.800 millones de euros (2.024 millones de dólares) e inversiones de cerca de 2.400 millones de euros (2.699 millones de dólares) en tecnología y medio ambiente.

El grupo Ilva es uno de los actores más relevantes del sector de la siderurgia en Italia, con 5,8 millones de toneladas de acero producidas en 2016, y cuenta con cerca de 14.000 empleados.

Por su parte, ArcelorMittal nació de la fusión de Arcelor y Mittal Steel en 2006 y tiene su sede en Luxemburgo.

Es el principal productor siderúrgico y minero a escala mundial, con presencia en 60 países, una plantilla de 210.000 empleados y una capacidad de producción anual de 114 millones de toneladas de acero líquido.

Comentarios

ArcelorMittal excluye a Asturias de su plan de ventas de plantas