Lisboa busca dar un giro a Eurovisión

La capital de Portugal trabaja a contrarreloj para intentar «marcar un antes y un después» en el certamen tras la «bocanada de aire fresco» de Salvador Sobral


lisboa / corresponsal

En la capital portuguesa se ultiman estos días a gran velocidad los preparativos para el Festival de Eurovisión 2018, del que será por primera vez anfitrión, entre el 6 y el 12 de mayo próximos, tras la victoria de Salvador Sobral el año pasado en Kiev con Amar pelos dois. Se da la casualidad de que el certamen se celebrará en la misma zona del Campo de las Naciones donde hace veinte años tuvo lugar la Exposición Universal de 1998, lo que no es casualidad, ya que supuso un enorme éxito muy valorado internacionalmente. Sus organizadores, en su mayoría vinculados a la RTP, la Radio Televisión Pública Portuguesa, están poniendo toda la carne en el asador para que el certamen de Lisboa marque un antes y un después en Eurovisión. «En las últimas ediciones se estaba dando prioridad al espectáculo, por delante de la calidad y la narrativa de las canciones más melódicas y tradicionales», confirma a La Voz, en un encuentro con corresponsales extranjeros, el productor ejecutivo de la edición lisboeta, João Nuno Nogueira, quien añade: «Queremos marcar un antes y un después; la gran canción de nuestro compatriota Sobral supuso una bocanada de aire fresco y aprovecharemos para mostrar al mundo nuestro talento».

Para conseguir dicho objetivo, 900 personas, entre ellas personal de la televisión pública, profesionales contratados para la ocasión y más de cien voluntarios, trabajan incansablemente desde la sede instalada en el que fue Pabellón de Portugal en 1998.

«No queremos que nada falle -señala Gonçalo Madail, director de Contenidos de la RTP, y miembro del equipo de Nogueira-. Doscientos millones de personas de todo el mundo, gracias a los 4.000 periodistas acreditados, tendrán sus ojos puestos en Lisboa, en nuestros espectáculos y en la puesta en escena muy portuguesa que estamos preparando». Avanza que se ha establecido un convenio con Turismo de Portugal y el ayuntamiento de Lisboa para que los 44 participantes graben su vídeo promocional desde puntos diferentes de Portugal, en algunos casos poco conocidos, y que se instale una carpa del festival, un palco y un punto de información en el corazón turístico de Lisboa, en la Plaza del Comercio. En el caso de los representantes españoles, Alfred y Amaia, que se encuentran entre los diez favoritos, según las casas de apuestas internacionales, el lugar escogido para su vídeo de presentación fue la bella isla de São Miguel, en el Archipiélago de los Azores.

Lleno total en Lisboa

Las 43 delegaciones extranjeras participantes llegarán a Lisboa a partir del próximo día 29, «aunque la inauguración oficial no tendrá lugar hasta el día 6 de mayo por la tarde en el nuevo Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología (MAAT) en Alcántara», declara Nogueira. Durante esas dos semanas se esperan en Lisboa, además de los numerosos turistas que inundan la ciudad en mayo, entre 40.000 y 50.000 eurofans extranjeros, algunos de los cuales han comprado entradas (la más cara, de 299 euros) para los siete espectáculos programados en el Altice Arena, con un aforo total para los siete eventos de 100.000 personas.

A día de hoy, prácticamente no queda en la ciudad una habitación de hotel o un apartamento a buen precio para esos días y quien desee hacer una reserva de última hora tendrá que intentarlo en el área metropolitana de la capital y en las localidades más próximas.

Para evitar cualquier incidente que ponga en peligro la seguridad de los miles de personas que se esperan en Lisboa en esos días, se ha reforzado la seguridad al máximo en toda la ciudad, sobre todo en la zona de la Expo, donde se encuentra el Altice Arena. El gran dispositivo de seguridad instalado en el perímetro de la zona del festival está operativo desde el pasado día 4 y no se retirará hasta el 13 de mayo, una vez finalizado el certamen.

Un himno con instrumentos típicos

Lisboa ya tiene himno para su edición del Festival de Eurovisión 2018, como se ha hecho público estos días. Su autor es Luis Figueiredo, un conocido artista luso, muy vinculado a Amar pelos dois, la melódica y romántica canción con la que Salvador Sobral triunfó en Kiev, por primera vez para Portugal. Figueiredo se encargó de los arreglos musicales de la letra compuesta por Luisa, la hermana de Sobral. «Es por ello que hemos querido contar con él para componer la banda sonora de este año, nos ha parecido la persona idónea y ha presentado una música que nos ha emocionado -afirma a La Voz Gonçalo Madail-. Contactamos con siete artistas portugueses de excelencia de diferentes estilos para componer una banda sonora identificativa de Portugal, de nuestra manera de ser y de nuestra música, por ello escogimos a Figueiredo que también es el director y productor de la obra».

El himno, que se podrá escuchar en todos los actos, ha sido dirigido por el maestro António Lourenço e interpretado por la Orquesta Filarmónica das Beiras. En él se han utilizado, además de los instrumentos habituales, algunos muy típicos del país, como el cavaquinho y la guitarra portuguesa.

Estos son los rivales de Amaia y Alfred en Eurovisión

Abel L. Martínez

El plazo oficial para presentar candidaturas finaliza el 12 de marzo, pero la mayoría de países ya han dado a conocer sus canciones

La lucha por Eurovisión ya está en marcha.  Amaia y Alfred ya tienen el videoclip oficial de Tu canción, el tema con el que los exconcursantes de OT 2017 intentarán meterse en el bosillo a toda Europa. Pero no lo tendrán fácil.  Aunque el plazo oficial para presentar las candidaturas finaliza el día 12, la mayoría de los países ya han desvelado sus propuestas para ganar el festival. Y como no, incluso antes de que comience la campaña de promoción, ya hay favoritos. Los que más están dando que hablar hasta el momento son el ritmo pegadizo del tema de República Checa, el Mercy de los representantes franceses y la colorista propuesta de Finlandia, que se presentará en Eurovisión con la canción Monsters interpretada por Saara Aalto.  Y Bulgaria, que ha preferido mantenter en absoluto secreto su candidata hasta el último momento. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Lisboa busca dar un giro a Eurovisión