Ferrol y Avilés, ligados por el Reino Unido

Windar Renovables, socio de Navantia en la eólica marina, produce en Asturias los anclajes para las «jackets» de Fene


Avilés

El mismo botón que activó, al principio del verano del pasado año, la construcción en Navantia Fene de las 42 jackets para el parque de eólico marino East Anglia One, que promueve Iberdrola en el Reino Unido, dio el pistoletazo de salida a la fabricación, en Avilés, de otras importantes piezas para el mencionado recinto. En las instalaciones que tiene Windar Renovables -el socio de los astilleros públicos en la eólica marina y uno de los principales referentes del sector en todo el mundo- se producen desde hace nueve meses los piles, grandes cilindros de acero que se anclan en el fondo marino y sobre cada uno de los cuales van insertadas las patas de las jackets. En total son 126 piezas, las primeras de las cuales ya han sido enviadas a Reino Unido. 

Ya han sido enviados cuatro embarques con piles -en cada uno de los cuales se cargan 18 de estas piezas- con destino a el puerto holandés de Vlissingen, en donde Iberdrola cuenta con un centro logístico de acopio y distribución de las piezas de eólica marina. 

En las instalaciones asturianas de Avilés el denominador común son las grandes estructuras de acero para diversos contratos. Así, cada pile, que pesa en torno a las 120 toneladas, está dividido a su vez en unas 14 virolas, que ocupan los amplios talleres. En total, solo en la producción de estos componentes para el parque de East Anglia One, el mayor del mundo promovido hasta el momento por una empresa española, y que estará situado en la costa este de Reino Unido, Windar Renovables consume un total de 15.120 toneladas de acero. 

Como sucede en las instalaciones de la antigua Astano, en donde la empresa que dirige Orlando Alonso tiene actualmente 250 trabajadores, entre directos y pertenecientes a compañías auxiliares, la obra que se desarrolla en Avilés para ese parque también registra oscilaciones de empleo. No obstante, solo en estos momentos, la firma asturiana tiene ocupados a 150 operarios en la fabricación de estos componentes. Al igual que las jackets que están siendo fabricadas en la planta de Perlío, las previsiones que manejan los responsables de la empresa son las de finalizar la ejecución a principios del próximo mes de junio. 

Windar Renovables, perteneciente a un grupo que cuenta con 2.500 trabajadores, dispone de plantas en Brasil, India, México y Rusia, además de en España. Además de las cimentaciones para los parques marinos, produce también torres para turbinas eólicas. 

Apuesta por Ferrolterra

No obstante, desde que comenzó su alianza con Navantia en este mercado, ha mantenido una firme apuesta por concentrar este negocio en las instalaciones de la antigua Astano. «Yo preferiría hacer todo el trabajo en Fene», explica Orlando Alonso, presidente de Windar, quien no tiene duda alguna del crecimiento que continuará experimentando la eólica marina a nivel internacional en los próximos años.

Después de haber formado personal en sus talleres asturianos para trabajar en los contratos de la comarca, Windar dio otro paso recientemente en ese sentido al anunciar la puesta en marcha de una FP dual de soldadura en Ferrolterra.

Dos contratos de piezas de transición para sendos parques europeos 

Si en Fene Windar Renovables fabrica las piezas de transición -en donde van ensambladas las torres de los aerogeneradores- para las jackets de Iberdrola, en Avilés lleva a cabo también piezas de transición pero para otro tipo de cimentaciones, las monopile, es decir, de una única pata. Ya logró un contrato anterior similar y ahora fabrica 31 piezas para el proyecto Deutsche Bucht, impulsado por un cliente holandés que promoverá un parque de eólica marina en Alemania. Estos contratos -que llegaron a barajarse para hacerse en las instalaciones de la antigua Astano pero finalmente no fue posible acometerlos allí- supusieron un nuevo producto en este mercado para Windar y están generando ocupación para alrededor de 70 trabajadores. 

Actualmente, las nueve primeras piezas se encuentran en el puerto de Avilés para ser transportadas a su destino.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Ferrol y Avilés, ligados por el Reino Unido