La Eurocámara acusa a Facebook de propiciar la manipulación política

Bruselas estudia medidas contra las noticias falsas por adulterar procesos democráticos


bruselas / corresponsal

«Internet no puede ser un lugar sin ley», advirtió ayer la comisaria de Justicia, Vera Jourová, ante la Eurocámara. La checa hizo un dibujo preciso de lo que para ella es Facebook: una selva. El gigante digital tiene el monopolio de las relaciones sociales en red. Sus prácticas comerciales depredadoras y su falta de principios éticos propiciaron la filtración masiva de datos personales de más de 87 millones de usuarios en el mundo (2,7 de ellos en la UE) a la consultora Cambridge Analytica, quien utilizó esa información para orquestar campañas de manipulación política a favor de la elección del presidente estadounidense, Donald Trump.

«Varios actores han podido mandar propaganda y noticias falsas a grupos objetivo actuando sin transparencia y sin consentimiento de los usuarios (...) Actúan sin cortapisas», denunció la comisaria poniendo énfasis en la complicidad de Facebook. «Sus algoritmos facilitan la difusión de noticias falsas, polarizando a la sociedad (...) Tiene un impacto enorme en nuestras elecciones democráticas», alertó.

Bruselas sigue consternada por la magnitud del escándalo que podría haber afectado a otros procesos electorales en la UE. Sus instituciones siguen empeñadas en hacer el pasillo de la vergüenza al propietario de la red social, Mark Zuckerberg, quien se resiste a acudir al Parlamento Europeo a rendir cuentas, como sí hizo ante el Congreso norteamericano. Jourová le exigió ayer explicaciones mientras las justicias nacionales inician procesos penales contra la empresa.

El equipo de la comisaria busca soluciones para frenar la intoxicación en Internet, un fenómeno que pudo haber edulcorado los resultados del brexit, las elecciones italianas y hasta enardecido el conflicto catalán. «A día de hoy las mentiras pueden ser más poderosas que la democracia (...) En las próximas elecciones europeas los mentirosos intentarán que en esta Eurocámara haya una mayoría antieuropea y estamos a tiempo de evitarlo», sostuvo el portavoz de los populares, Esteban González Pons, quien cree que el escándalo de Cambridge Analytica solo es «la punta del iceberg».

La comisaria admitió que la situación es «gravísima», pero se niega a emplear la censura. Apuesta por equipar a las legislaciones nacionales contra el «márketing agresivo» y el «abuso del acceso a datos privados».

La lluvia de críticas a Facebook no acabó ahí. La portavoz de la presidencia búlgara de la UE, Monika Panayotova, acusó a la red social y a Cambridge Analytica de usar perfiles para enviar mensajes políticos que han conducido «a la pérdida de confianza en todo el mundo». El uso fraudulento de los datos personales, considerados el «petróleo del siglo XXI», acarreará a partir del 25 de mayo sanciones ejemplares de hasta el 4 % del volumen de facturación global de una empresa. No se aplicará con retroactividad a este caso.

«No hay excusa. Facebook atenta contra la democracia y nuestro derecho a la privacidad. Controla nuestra ideología con propaganda electoral», denunció la eurodiputada gallega Ana Miranda. «Se analizan nuestros comportamientos con software oscuro y sin consentimiento. Esto tiene un nombre y es manipulación», añadió la portuguesa Marisa Matias. También la ex comisaria holandesa Viviane Reding se sumó a la ofensiva. «Todo el mundo puede ser espiado en su casa o en su calle. Nueve de cada diez europeos no quieren esto. Es necesario que se apliquen fuertes sanciones».

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, exigió ayer que el presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, acuda en persona para explicar la utilización de datos personales ante los representantes de los 500 millones de ciudadanos de la UE lo antes posible. «Todos los grupos políticos insisten en la absoluta necesidad de su presencia personal, como fue el caso ante el Congreso de Estados Unidos», escribió Tajani en un correo dirigido a Zuckerberg.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Eurocámara acusa a Facebook de propiciar la manipulación política