La resaca del terremoto político en Podemos: Bescansa renuncia a ir de número 2 de Errejón en Madrid

Después de la filtración del documento en el que la cofundadora de Podemos mostraba su plan para desbancar a Iglesias, Errejón pide en Twitter «unidad» para «sacar» al PP de Madrid

Pablo Iglesias comparece tras la filtración del documento de Bescansa La confundadora del partido ha renunciado a ir de número 2 de Errejón en Madrid

Carolina Bescansa, caída en desgracia tras la Asamblea de Vistalegre II en la que Pablo Iglesias logró todo el control de Podemos, ha provocado un terremoto interno en la formación morada. La cofundadora del partido hacía temblar al partido tras publicar en la aplicación de mensajería de móvil Telegram un borrador sobre un posible pacto con Íñigo Errejón para tratar de derrocar al actual secretario general, Pablo Iglesias.

La filtración fue un error. Al menos eso es lo que dicen. Pero lo cierto es que los documentos que han salido a la luz han destapado el plan de Carolina Bescansa. La cofundadora de la formación morada planteaba a Errejón hacerse cargo del partido en la Comunidad de Madrid a cambio de que ella concurriera a las autonómicas del año que viene como la número dos de su lista, convirtiéndose después en vicepresidenta en caso de poder formar gobierno. Esta sería la primera piedra de una obra mucho más ambiciosa. Con el tiempo, la propia Bescansa se postularía como secretaria general nacional y candidata a la Presidencia del Gobierno, siempre con el apoyo de Errejón.

Después de que el documento cayera como una losa sobre Podemos, Bescansa se veía obligada a comparecer de urgencia para tratar de apagar el fuego creado tras el descuido. Lo hacía para echar balones fuera y responsabilizar a su equipo de elaborar un documento que, según sus propias palabras, estaba aún pendiente de revisar. A pesar de su continuo afán por exhimir a Errejón de cualquier responsabilidad que tuviera que ver con el polémico documento, Bescansa ya había comprometido a su compañero.

Quien no ha querido decir nada es Iglesias y su cúpula. La dirección de Podemos mantiene por ahora el silencio, aunque admite que lo ocurrido es de «extrema gravedad», pero de momento han optado por no hacer declaraciones públicas. 

Este jueves, en medio de la tormenta, Bescansa daba un paso adelante para desvincularse del supuesto plan. La diputada renunciaba a ocupar el puesto número dos en la lista electoral a la Comunidad de Madrid de mayo del 2019 en un intento de desmentir un «borrador sin firma» y sin respaldo de los implicados. En un texto difundido esta noche a través de su cuenta en Twitter, Bescansa renuncia de este modo al «ofrecimiento» que, según señala, le habría hecho Errejón y su equipo para incorporarse como número dos a la lista electoral de Podemos a la Comunidad de Madrid una propuesta que, asegura, significa para ella «un honor» y que ha valorado «con ilusión y agradecimiento».

Tampoco Errejón quiso dejar pasar el tiempo. Este jueves volvía a proponer al secretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, y a la portavoz en la Asamblea, Lorena Ruiz-Huerta, una lista «de unidad» para «sacar» al PP de la Comunidad de Madrid «y construir» un gobierno para todos los madrileños. «Si hace unos días era necesario, hoy ya es urgente. Podemos sacar al PP de la Puerta del Sol», dice Errejón en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter que termina con la frase «Nos tendrán en común».

Podemos, la eterna lucha entre un modelo de partido radical frente a un sector posibilista

Gonzalo Bareño

El principal punto de fricción fue siempre la negativa de Iglesias a llegar a pactos con el PSOE para derribar al Gobierno del PP

Aunque ahora ha estallado públicamente, la lucha por el liderazgo de Podemos y por el control de la estrategia política del partido está abierta desde que comenzaran las hostilidades entre Pablo Iglesias e ÍñigoErrejón, que acabaron con la defenestración del exnúmero dos como secretario de Organización del partido y la purga de prácticamente todo su equipo en los órganos internos.

El principal punto de fricción en Podemos fue siempre la negativa de Iglesias a llegar a pactos con el PSOE para derribar al Gobierno del PP. Desde el entorno del secretario general se acusó a Errejón de una excesiva cercanía con los socialistas, con los que habría negociado a espaldas del propio Iglesias, mientras que Errejón consideraba un error estratégico la renuncia a formar un bloque de izquierdas.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La resaca del terremoto político en Podemos: Bescansa renuncia a ir de número 2 de Errejón en Madrid