La fiestas, el sexo, el fútbol y los tatuajes, señas de identidad de La Manada

Efe PAMPLONA

ACTUALIDAD

VINCENT WEST | REUTERS

Tienen edades comprendidas entre los 25 y los 28 años e intereses comunes

26 abr 2018 . Actualizado a las 14:50 h.

Los cinco integrantes de La Manada, que hoy han sido condenados a penas de nueve años de prisión por abusar sexualmente de una joven madrileña en los sanfermines de 2016, forman un grupo bastante homogéneo en cuanto a sus intereses comunes: las fiestas, el sexo, el fútbol y los tatuajes.

Los miembros de La Manada, naturales de Sevilla y con edades comprendidas entre los 25 y los 28 años cuando sucedieron los hechos, son José Ángel Prenda, considerado el cabecilla del grupo, Antonio Guerrero, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza y Jesús Escudero.

Aunque Guerrero, guardia civil que se encuentra en suspenso desde que se conocieron los hechos, pidió en el juicio que no se hicieran públicos sus datos, la enorme repercusión social y mediática de este caso ha hecho que desde el primer momento los rostros e incidencias de sus vidas trascendieran en los medios de comunicación y las redes sociales, donde se dio a conocer incluso su reciente paternidad.