Un tiroteo con perdigones en las fiestas de un pueblo de Toledo deja 19 heridos

Un joven de 21 años ha sido detenido como presunto autor de los disparos

;
A perdigonazo limpio en una verbena En el transcurso de una pelea, un hombre empezó a disparar en medio de la fiesta causando heridas a once personas

La Guardia Civil ha detenido a un joven de 21 años como presunto autor de los disparos que han provocado heridas a 19 personas en Lominchar (Toledo), la mayor parte por impactos de perdigones, en una pelea que se ha producido la pasada madrugada durante la celebración de las fiestas patronales.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha indicado que el autor de los disparos es un joven de 21 años, que ha sido conducido a las dependencias del cuartel de la Guardia Civil de Illescas (Toledo), en las que permanece detenido.

Gregorio ha explicado a los periodistas que tras una pelea en las fiestas de Lominchar, el detenido cogió una escopeta y disparó al suelo y los perdigones hirieron a parte de las personas que se encontraban en el lugar, participando en las actividades festivas.

Asimismo, ha relatado que en torno a las 5:00 horas de la madrugada se ha recibido una llamada en el puesto de la Guardia Civil de Villaluenga de la Sagra (Toledo), que avisaba de una reyerta en las fiestas de Lominchar, donde había una gran aglomeración de personas.

Hasta el lugar se han dirigido tres patrullas de la Guardia Civil, que al llegar comprobaron que había un joven que estaba esgrimiendo un arma de fuego que disparó al aire.

Los guardias civiles se han abalanzado sobre el joven, que ha llegado a hacer un segundo disparo antes de ser reducido, ha detallado el delegado del Gobierno.

A consecuencia del incidente han resultado heridas 19 personas, de las que siete han tenido que ser trasladadas en ambulancia hasta el Hospital Virgen de la Salud de Toledo y otras 12 se han trasladaron por sus propios medios al centro hospitalario.

Además, tres guardias civiles han sufrido contusiones al reducir al agresor, ha comentado Gregorio, que ha agradecido a los agentes su actuación, que ha evitado que el suceso no haya sido más grave, ya que podría haber sido «una gran tragedia», ha reconocido.

En este sentido, ha señalado que la Guardia Civil está investigando si los proyectiles lanzados eran perdigones o postas, y ha comentado que incluso puede aparecer algún herido más, porque a veces pueden provocar heridas muy superficiales.

Comentarios

Un tiroteo con perdigones en las fiestas de un pueblo de Toledo deja 19 heridos